Cómo controlar los pensamientos

Tenemos el poder de elegir nuestros pensamientos. Pensemos en lo bueno, lo amable, lo bello y verdadero.
Al recorrer nuestra vida; detengamonos en los bellos recuerdos y emociones disfrutando de la paz y Bendiciones, que Dios está dispuesto a darnos.
(Filipenses 4:8).