MIÉRCOLES 08 DE FEBRERO
DE ENGAÑADOR A PRÍNCIPE

Si bien era un joven que amaba y temía a Dios, Jacob se inclinó a conspirar con su madre, Rebeca, para engañar al padre y obtener su bendición. Como consecuencia, inició su vida adulta por mal camino, teniendo que huir o, quizás, enfrentar una muerte prematura. Rebeca le dijo a Jacob: “Huye a Labán […]. Quédate algún tiempo con él, hasta que se calme el enojo de tu hermano, hasta que se aplaque la ira de tu hermano contra ti […]. Entonces enviaré a traerte de allí” (Gén. 27:43-45). Jacob en realidad se fue por veinte años, y nunca volvió a ver el rostro de su madre.

Lee Génesis 32:22 al 31. ¿Qué ocurrió aquí con Jacob y qué lecciones espirituales podemos sacar de esta historia sobre la gracia de Dios, aun cuando tomamos decisiones equivocadas?

“Por su humillación, su arrepentimiento y la entrega de sí mismo, este pecador y extraviado mortal prevaleció ante la Majestad del Cielo. Se había asido con temblorosa mano de las promesas de Dios, y el corazón del Amor infinito no pudo desoír los ruegos del pecador.

“El error que había inducido a Jacob al pecado de alcanzar la primogenitura por medio de un engaño ahora le fue claramente manifestado. No había confiado en las promesas de Dios, sino que había tratado de hacer por su propio esfuerzo lo que Dios habría hecho a su tiempo y a su modo. […] Jacob alcanzó la bendición que su alma había anhelado. Su pecado como suplantador y engañador había sido perdonado” (PP 197).

Lee Génesis 49:29 al 33. Aunque Jacob ya no tenía posesiones en Canaán, ¿qué instrucciones les dio a sus hijos con respecto a su entierro? ¿Quiénes también estaban enterrados en esa cueva? ¿Por qué crees que Jacob formuló este pedido?

La Biblia nos informa que los tres patriarcas y sus esposas están enterrados en la misma cueva. La confianza de Jacob en Dios era fuerte, y se consideraba un extranjero y un peregrino en la Tierra (ver Heb. 11:13). A pesar de los errores, se fue de casa con nada, pero regresó a Canaán como un hombre rico.

A pesar de nuestros errores, Dios todavía puede bendecirnos. Sin embargo, ¡cuánto mejor es evitar los errores desde el principio! ¿Qué decisiones enfrentas ahora y cómo puedes evitar equivocarte?

===================
LECCIÓN DE ESCUELA SABÁTICA
I TRIMESTRE DEL 2023
Narrado por: Pr. Alexis Vasquez
Desde: Costa Rica
===================
|| www.drministries.org ||
===================