SÁBADO 10 DE JUNIO
EL SELLO DE DIOS Y LA MARCA DE LA BESTIA – PARTE II

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Apocalipsis 12:6, 14; Daniel 7:25; 2 Tesalonicenses 2:3, 4; Deuteronomio 6:8; 11:18; Éxodo 20:8-11.

PARA MEMORIZAR:
“Entonces vi a otro ángel que subía del este con el sello del Dios vivo. Y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, quienes habían recibido poder de dañar la Tierra y el mar, y les dijo: ‘No dañen la Tierra, ni el mar, ni los árboles, hasta que sellemos en sus frentes a los siervos de nuestro Dios’ ” (Apoc. 7:2, 3).

En la Edad Media, los valdenses, un pueblo decidido a permanecer fiel a su comprensión de la Biblia, fueron ferozmente perseguidos. En 1488, la Iglesia Romana asesinó brutalmente a los valdenses en el Valle de Louise debido a su fe. Otra oleada de persecución se produjo en el siglo XVII, cuando el duque de Saboya envió a un ejército de ocho mil hombres al territorio de ellos. El 24 de abril de 1655, a las 4 de la mañana, se dio una señal para que comenzara la masacre. Esta vez, el número de muertos fue de más de cuatro mil.

La historia, por desgracia, se repite a menudo. La profecía de la “marca de la bestia” trata sobre el eslabón final de una impía cadena de persecución religiosa que se remonta a través de los siglos. Al igual que las persecuciones del pasado, esta persecución está pensada para obligar a todos a someterse a determinado conjunto de creencias y a un sistema autorizado de culto. Sin embargo, como siempre, Dios tendrá un pueblo que no capitulará.

===================
LECCIÓN DE ESCUELA SABÁTICA
II TRIMESTRE DEL 2023
Narrado por: Gustavo Perez
Desde: Málaga, España
===================
|| www.drministries.org ||
===================