MIÉRCOLES 17 DE ABRIL
EL RAZONAMIENTO HUMANO AL MARGEN DE LAS ESCRITURAS

El Espíritu Santo actúa en nuestra mente. Nos invita a explorar los misterios del universo. Como alguien ha afirmado acertadamente: “Como cristianos, no comprobamos nuestros cerebros en la puerta de la iglesia”. Sin embargo, el esplendor del razonamiento humano por sí solo es incapaz de descubrir las verdades divinas de las Escrituras. La verdad no es una cuestión de opinión humana. Es una cuestión de revelación divina.

Lee Proverbios 16:25; Jueces 21:25; e Isaías 53:6. ¿Qué revelan acerca de Satanás? ¿Qué revelan acerca de la estrategia de engaño de Satanás?

Uno de los engaños más eficaces del diablo es hacernos creer que el razonamiento humano, sin la ayuda del Espíritu Santo y sin la información de la Palabra de Dios, es suficiente para entender la voluntad de Dios. Puede haber un camino que nos parezca correcto a nosotros, o incluso a culturas enteras, pero puede ser totalmente erróneo a los ojos de Dios.

Hace unos años, mi esposa y yo decidimos hacer un poco de senderismo por los bosques cercanos al hotel en el que pasábamos la noche. Normalmente, soy bastante bueno con las direcciones y, después de caminar aproximadamente una hora por varios senderos, estaba bastante seguro de que podría encontrar el camino de regreso sin dificultad. Pero pronto nos dimos cuenta de que estábamos irremediablemente perdidos en el bosque. El sol se estaba poniendo y me temía lo peor. Gracias a Dios, encontramos a otros excursionistas que conocían el camino. Nos habíamos desviado unos ocho kilómetros, pero estábamos cerca de una carretera principal. Como su coche estaba estacionado cerca, se ofrecieron a llevarnos al hotel. Encontrar a alguien que conocía el camino y que podía llevarnos de vuelta a nuestro destino marcó la diferencia para nosotros.

Dios no nos ha dejado solos en nuestro viaje de la Tierra al Cielo. El Espíritu Santo nos señala a las Sagradas Escrituras, que nos conducen de regreso a casa. La verdad y el error, lo correcto y lo incorrecto, el bien y el mal, solo pueden entenderse correctamente a la luz de la Palabra de Dios. Lo que contradice a Dios y su Palabra es error, y el error siempre es peligroso; lo que está en armonía con Dios es verdad y bondad. ¡Qué importante es que hagamos de la Palabra de Dios nuestro árbitro final de la verdad y la moralidad!

¿Por qué la mente humana, sin la ayuda del Espíritu Santo, es incapaz de descubrir la verdad divina? Analiza la relación entre la razón humana y la revelación divina. ¿Cómo nos ayuda realmente la razón a comprender la revelación divina? Por ejemplo, analiza Daniel 2, una profecía que abarca la historia del mundo desde la época de Babilonia hasta nuestro futuro. ¿De qué manera una profecía como esta apela poderosamente a la razón humana?

===================
LECCIÓN DE ESCUELA SABÁTICA
II TRIMESTRE DEL 2024
Narrado por: Gustavo Perez
Desde: Málaga, España
===================
|| www.drministries.org ||
===================