03 DE ENERO
UN TESORO PERSONAL
«Bendeciré al Señor con toda mi alma; no olvidaré ninguno de sus beneficios» (Salmo 103:2).
Cuando era adolescente, decidí armar un pequeño baúl de los recuerdos. Agarré una caja de zapatos, la pinté, la recorté le pegué imágenes de animales, fragmentos de letras de canciones que me inspiraban, versos de escritores a los que admiraba y lugares que soñaba con visitar. Finalmente, decoré toda la caja como si allí guardará mi tesoro personal.
Un día, siendo ya adulta, fui a visitar a mis padres, y para mi sorpresa, ¡descubrí que la caja estaba intacta! Cuando la abrí, parecía que había entrado en una máquina del tiempo. Podía recordar cada pequeño objeto y los motivos que me habían impulsado a guardarlos allí con tanto cariño.
Hoy, ¡te quiero desafiar a que construyas un baúl de bendiciones! Podrías utilizar también una caja de zapatos u otra caja disponible en tu casa. Decora el exterior de la caja con fotos de lugares, personas y momentos que sean especiales para ti, Luego, decora el interior (este proceso puede llevar algún tiempo). A partir de hoy, ve colocando en esa Caja pequeños objetos que te recuerden las bendiciones que Dios te ha dado a ti ya tu familia. ¿Recuerdas ese difícil examen en el que lograste obtener una buena calificación? ¿O tal vez, los boletos de aquel viaje en el que toda la familia se divirtió mucho? ¿Y esa cartita, llena de amor, de la abuela? ¿O incluso un recuerdo de ese amigo que es más unido a ti que un hermano?
Estoy seguro de que, si empiezas a contar los regalos de Dios, ¡la caja será demasiado pequeña para guardar tantos recuerdos de todo el amor y el cuidado de nuestro Padre! Haz este ejercicio diariamente; al fin y al cabo, ¡la gratitud debe ser una actitud constante en la vida de quienes aman a Dios!

===================
EL FASCINANTE LABORATORIO DE DIOS
Devoción Matutina para Adolescentes 2024
Narrado por: Mone Muñoz
Desde: Buenos aires, Argentina
===================
|| www.drministries.org ||
===================