08 DE OCTUBRE
UN DIA NO ES TAN BUENO COMO OTRO
«Trabajarán ustedes durante seis días, pero el séptimo día es de reposo, es un día de fiesta solemne en mi honor […] será sábado consagrado al SEÑOR» (Levítico 23:3, NVI).
El 18 de octubre de 1990, el estado de Dakota del Sur decidió celebrar un Día de los Nativos Americanos en lugar del habitual Día de la Raza. ¿Por qué? Por que los nativos americanos estaban en el territorio mucho antes de que los europeos desembarcaran en ese suelo, y lo que es más sorprendente, fue uno de los nativos, Squanto, quien enseñó a los recién llegados a establecer relaciones amistosas con los indios y a sembrar cultivos, pescary atrapar animales para el comercio de pieles. Por estas razones, los habitantes de Dakota del Sur decidieron que sería bueno celebrar su contribución.
Por supuesto, podríamos preguntarnos por qué los nativos americanos querrían celebrar la llegada de Colón. Su llegada fue el principio del fin de su modo de vida. Cuando Colón desembarcó en el Caribe, reclamó las nuevas tierras para España y capturó a algunos nativos para llevarlos a Europa. Los exploradores del Nuevo Mundo que le siguieron esclavizaron a los indios, obligándolos a trabajar en las minas y a cultivar sus plantaciones. En total, la mitad de las tribus indígenas del Caribe desaparecieron por problemas relacionados con la esclavitud. Sin embargo, cuando Dakota del Sur decidió celebrar un día sustitutivo del Día de la Raza en honor a las tribus indígenas y a su rica historia, eso no hizo que ese día en particular fuera especial. En realidad, ningún día es más especial que otro solo porque una persona diga que lo es. El día que eligieron en 1990 no era un aniversario de nada. Era solo un día de celebración.
Algo parecido ha ocurrido con el domingo, el primer día de la semana. Se ha convertido en un sustituto del sábado, el día especial de Dios. Muchas personas adoran a Dios en domingo por ignorancia; no han oído hablar del verdadero sábado, ni saben que la verdad del sábado está claramente expuesta en la Biblia. Algunos observan el domingo porque ese fue el día en que Jesús resucitó de entre los muertos; para otros, el domingo es más conveniente; y los hay que adoran en domingo porque piensan que realmente no importa el día, mientras sea un día a la semana. Pero sí importa el día. Éxodo 20:8 al 11 nos dice que Dios separó el sábado y lo hizo santo. Sea cual sea el motivo que uno tenga para querer cambiarlo, no puede el ser humano cambiar el día santo de Dios porque fue Dios quien los santificó.
El día de reposo es sagrado, y el día de reposo es el sábado. Ninguna persona puede cambiar lo que Dios estableció.

===================
UN SALTO EN EL TIEMPO
Devoción Matutina para Adolescentes 2022
Narrado por: Isa Valen
Desde: Buenos aires, Argentina
===================
|| www.drministries.org ||
===================