11 DE MAYO
DIOS ES RICO EN MISERICORDIA

“Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun cuando estábamos muertos en pecados nos dio vida junto con Cristo” (Efesios 2:4, 5).

La gracia de Dios no puede ganarse sino recibirse, porque nos fue dada liberalmente en Cristo aun antes de que fuéramos conscientes de nuestra necesidad de ella. Lo maravilloso del evangelio es que son buenas noticias acerca de un Dios que murió por nosotros cuando aún éramos pecadores, es decir, cuando todavía no sabíamos lo que era arrepentirnos o pedir perdón. El evangelio no habla de un Dios que espera que las personas cambien para luego darles vida. Aun cuando esta hubiese sido ya una extraordinaria noticia y una muestra de una gran misericordia, la misericordia de Dios es superior aún.

Dios, cuando aún estábamos muertos en pecados –es decir, cuando aún vivíamos en rebelión hacia él, cuando no nos importaba su voluntad y cuando nuestra conducta estaba en abierta violación a su santa ley (y, por lo tanto, nos tocaba en justicia la muerte)–, ese Dios, en ese momento, nos dio la vida en Cristo. Dios nos amó antes de que nosotros pudiéramos amarlo, y mostró ese amor entregando a su Hijo por nosotros. Esto es extraordinario, inexplicable, y no tiene maneras humanas de ser justificado. Esto es la gracia.

No es que Dios nos diga: “Cuando dejes el pecado te daré vida”; no es que Dios hiciera un plan para que, si primero cambiábamos nuestro estilo de vida, pudiésemos llegar a tener la vida que él ofrece. Es mucho más que esto; es que, estando nosotros muertos en el pecado, Dios nos dio vida juntamente con Cristo. ¿Quién puede entender esto? Lo que la Biblia nos está diciendo es que todos los seres humanos tenemos a nuestra disposición la vida eterna en Cristo. La diferencia entre ser salvos o perdernos no será que a unos Dios les dio la posibilidad, mientras que a otros no. La diferencia será que unos la recibieron y otros la rechazaron, pero la posibilidad ya fue dada, y fue dada para todos.

¡Hay salvación en Cristo ahora mismo para todos! Esto solo puede ofrecerlo Dios, debido a dos cualidades que le son exclusivas: es rico en misericordia, y ama al ser humano de una manera infinitamente grande. Y tú, ¿qué harás? ¿Aceptarás, por fe en Cristo, esa gracia salvadora que Dios te ofrece? No hay posibilidades de que puedas agotar la misericordia de Dios. Tampoco hay manera de que puedas impedir que Dios te ame con un amor inmenso. Contemplando este maravilloso retrato de Dios, vive feliz el día de hoy, y llévale esa buena noticia a alguien que conozcas.

===================
ASI ES DIOS
Devoción Matutina Para Adultos 2024
Narrado por: Roberto Navarro
Desde: Montreal, Canada
===================
|| www.drministries.org ||
===================