15 DE NOVIEMBRE
“QUE TODOS VEAN SUS BUENAS OBRAS”

Que la luz de ustedes alumbre delante de todos, para que todos vean sus buenas obras y glorifiquen a su Padre, a su Padre, que está en los cielos (Mateo 5:16, RVC).

Dice Matt Perman que cuando asistió a una conferencia cristiana sobre liderazgo y tecnología tuvo el honor de escuchar una ponencia de Dan Cathy. Durante su presentación, Dan Cathy, presidente de Chick-Fil-A, una cadena de restaurantes que se especializa en pollo, citó Mateo 5:16: “Que la luz de ustedes alumbre delante de todos, para que todos vean lo limpio que dejaron el parqueo y glorifiquen a su Padre, que está en los cielos”.*
¿Notaste el cambio? Cathy varió la versión original del texto. En realidad, lo que Jesús dijo fue: “Que la luz de ustedes alumbre delante de todos, para que todos vean sus buenas obras y glorifiquen a su Padre, que está en los cielos” (RVC). Jesús quiere que todo el mundo vea nuestras “buenas obras”. Lo que hacemos no puede quedar envuelto en un misterioso secreto. De hecho, Pablo dice que fuimos creados “para que hagamos buenas obras” (Efesios 2:10, DHH). La pregunta es: ¿Qué es “hacer buenas obras”?
Uno pudiera tener una visión reduccionista del asunto y responder que hacer buenas obras se limita a cuestiones como orar, devolver el diezmo, ofrendar, estudiar la Biblia, ayudar a los necesitados, dar estudios bíblicos, etc., pero va mucho más allá de eso. Lutero afirmaba que las buenas obras son “la forma como testificamos que somos cristianos”.** Y el testimonio más eficaz es nuestra propia vida. En ese sentido, “las buenas obras” no tienen que ser acciones extraordinarias, esas que deslumbran a los demás y llenan de “me gusta” nuestras redes sociales. Las “buenas obras” se notarán en las tareas rutinarias de la vida: al cocinar, al trabajar en la oficina, al comer, al hacer deporte… Se trata de que todo lo que hagamos sea hecho con excelencia; pero no para que la gente nos mire a nosotros, sino para que glorifique al Dios que lo hizo a través de nosotros.
Lo que estoy tratando de decir queda bien resumido en esta frase de Thomas Carlyle: “Todo verdadero trabajo es sagrado”. Hoy, al cumplir con nuestras responsabilidades más sencillas, recordemos que, si hacemos bien nuestra labor, tendremos una valiosa oportunidad para que el nombre de nuestro Padre sea glorificado.
* Matt Perman, What’s best next: How the gospel transforms the way you get things done (Grand Rapids, Michigan: Zondervan, 2016), pp. 78, 79.
** Mateo: Sermón del Monte y Magnificat (Barcelona: Editorial Clie, 2001), p. 89.
YO ESTOY CONTIGO
Devoción Matutina Para Adultos 2023
Narrado por: Roberto Navarro
Desde: Montreal, Canada
===================
|| www.drministries.org ||
===================