18 DE MAYO
“NO PODRÁN APAGAR EL AMOR”

Las muchas aguas no podrán apagar el amor ni lo ahogarán los ríos (Cantares 8:7).

A principios del verano de 2013, Green Shoe Studio lanzó un concurso que consistía en escribir una canción, cantarla y subir el video a You Tube. Lo que nadie imaginó era que Fred Stobaugh, un señor de 97 años, desempeñaría un papel protagónico en dicha actividad. ¿Quién podía suponer que un hombre que había vivido casi un siglo se animaría a participar en un concurso de ese tipo? Pues Fred decidió hacerlo, aunque no siguió los lineamientos generales, puesto que mandó su composición por medio del correo convencional. Y precisamente eso, enviar su propuesta por esa vía, fue lo que marcó la diferencia.
Cuando el organizador del concurso abrió el sobre que contenía la canción escrita por Fred, encontró una carta que decía: “Escribí esta canción para mi esposa, Lorraine”. Fred conoció a Lorraine en 1938 y se casó con ella en 1940. Disfrutaron de un maravilloso y largo matrimonio que duró setenta y cinco largos años.
Una de las estrofas de la canción decía: “Oh, mi dulce Lorraine, desearía que pudiéramos vivirlo todo de nuevo… desearía vivir los buenos momentos otra vez”. Fred quería revivir “los buenos momentos”. ¿Para qué perder tiempo recordando los episodios amargos, las palabras que han lacerado el alma, las miradas que han acabado con la pasión? Es mucho más sabio aprovechar cada oportunidad para rememorar todo lo que nos ha producido gozo y felicidad junto a nuestro cónyuge. Sin embargo, lo que más llamó la atención del organizador es que cuando Fred escribió la canción, ¡su esposa ya estaba muerta! Ni siquiera la muerte pudo apagar su amor por Lorraine.
La experiencia de Fred evocó en mí un pequeño poema que aparece en el libro de Cantares y que encierra una maravillosa promesa:
“Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo; porque fuerte como la muerte es el amor… Las muchas aguas no podrán apagar el amor ni lo ahogarán los ríos” (Cantares 8:6,7).
En el matrimonio de Fred vemos el cumplimiento de la promesa: “Las muchas aguas no podrán apagar el amor ni lo ahogarán los ríos” (Cantares 8:7, RV95). Si algo hay en nuestro mundo es agua. Aproximadamente el 70 por ciento de la superficie de la Tierra está cubierta por agua; pero Dios nos ha prometido que no hay agua suficiente para apagar la llama del verdadero amor matrimonial.
===================
YO ESTOY CONTIGO
Devoción Matutina Para Adultos 2023
Narrado por: Roberto Navarro
Desde: Montreal, Canada
===================
|| www.drministries.org ||
===================