23 DE MAYO
DIOS: LA ROCA

“Solo él es mi roca y mi salvación. Es mi fortaleza. Nunca seré sacudido” (Salmo 62:2).

El Salmo 62 es un canto de reconocimiento, alabanza y gratitud a Dios. Cuando lo leemos completo (te invito a hacerlo), advierte que David fue inspirado en una alabanza que retrataba su experiencia de vida.

Desde muy joven, Dios había guiado a David a través de circunstancias intensas. Muy temprano experimentó el peligro, el acecho de fieras salvajes y de seres humanos que podían quitarle la vida. Enfrentó desafíos que estaban más allá de sus fuerzas. Después, como rey, tuvo que vivir hasta el final de sus días con la triste realidad de la traición y los intentos para derrocarlo. Este hombre sí podía hablar y escribir sobre lo que significa esconderse en una enorme y sólida roca. David sí sabía de refugios, de cuevas, de escondites. “Salvación” era una palabra que tenía gran sentido y significado para él, que muchas veces vivió en carne propia la salvación de su vida por parte de Dios. Y también experimentó resbalones personales, familiares y espirituales. Al decir que Dios es su única y verdadera roca, su salvación y su refugio, David está dando un testimonio de vida, está viviendo un momento de mucha madurez espiritual. Está diciendo: “No fueron los planes que hice, no fue mi capacidad para usar la onda, no fueron los hombres que andaban conmigo, no fue mi amistad con el hijo del rey ni los valientes que formaban parte de mi ejército. Todo se lo debo a Dios, mi roca y refugio, mi salvación”. Y no dijo:
“A través de Dios viene mi salvación”; dijo: “Él es mi salvación”.

Esta es la conclusión a la que llegan todas las personas que están creciendo en su vida espiritual y en su relación con Dios. La madurez espiritual no nos lleva hacia la independencia, sino hacia la total dependencia de Dios, y hacia la sumisión a sus planes. Y, sobre todo, nos da esperanza y seguridad. Por eso David dice: “No resbalaré mucho”. Porque Dios está ahí. David tenía algunas marcas de los resbalones que había dado, pero aquí él muestra que no malgastará su vida enfocándose en los momentos de fracaso. Aun a pesar de los errores, no se rendirá, porque tiene una Roca y un Refugio que lo salva de todo y de todos, incluso de sí mismo.

¿Quién es tu roca y tu refugio? ¿Es ya Jehová tu salvación? Te invito a experimentar, como el salmista, estas palabras: “Solo en Dios hallo descanso. De él viene mi salvación” (Sal. 62:1).

===================
ASI ES DIOS
Devoción Matutina Para Adultos 2024
Narrado por: Roberto Navarro
Desde: Montreal, Canada
===================
|| www.drministries.org ||
===================