30 DE MAYO
TODO LO DEMÁS, ES LO DE MENOS
“Pon la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra” (Col. 3:2).
Dice un poema:
«Construimos casas cada vez más grandes, pero familias más pequeñas; compramos más, pero disfrutamos menos; habitamos en edificios más altos, pero con vidas menos profundas; vamos por autopistas más amplias, pero con mentes cada vez más estrechas. Tenemos más comodidades, pero vivimos más incómodos; más conocimiento, pero menos sensatez; más medicamentos, pero menos salud. Son tiempos de comida rápida y digestión lenta, de casas fantásticas y hogares rotos, de enojarnos enseguida y tardar en perdonar. Nos ganamos la vida, pero no sabemos cómo vivirla».
¿Será que realmente no sabemos vivir? ¿Estaremos dando prioridad a lo que no la tiene? ¿Confundimos necesidades con deseos, e intentamos llenar nuestros vacíos existenciales con cosas materiales? La comodidad que disfrutamos, ¿crea en nosotros el espejismo de sentirnos seguras? ¿Apuntamos a lo temporal, no a lo eterno, y por eso hemos desarrollado ese apetito de «andar tras lo que no aprovecha» (Jeremías 2: 8)?
¿Qué tal un punto de inflexión en nuestra vida, para vivirla de manera coherente? Porque más, no siempre quiere decir más. Más grande no es mejor; más dinero no conlleva más felicidad; más cosas no producen más satisfacción; más comodidad no implica más seguridad… ¿Qué es lo que estás sacrificando, creyendo erróneamente que persigues algo que merece la pena? Fíjate en Salomón, a quien no le faltó de nada en términos de posesiones materiales, lujos y placeres, y al final de su vida, escribió: “Teme a Dios y guarda sus mandamientos, porque esto es el todo del hombre” (Ecl. 12:13). Y aclaró: «El temor del Señor es el principio de la sabiduría» (Prov. 1: 7, LBLA).
¿Quieres que la sabiduría rija tu vida? Aquí tienes una pauta: que Dios y sus mandamientos sean tu todo. Lo demás, es lo de menos. En palabras de Jesús: «Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás, y lleven una vida justa, y él les dará todo que necesiten» (Mat. 6: 33, NTV).
«Pon la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. […] Haz morir, pues, lo terrenal en ti, […] que es idolatría» (Col. 3: 2-5). Porque el anhelo de eternidad no se sacia con lo temporal; porque la idolatría roba la libertad; porque la vida es frágil, «ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo y luego se desvanece» (Sant. 4:14). ¿Cómo vivirás ese ?
“Nos ganamos la vida, pero no sabemos cómo vivirla”. Anónimo.
===================
VIRTUOSA
Devoción Matutina Para Mujeres 2024
Narrado por: Sirley Delgadillo
Desde: Bucaramanga, Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================