01 DE JUNIO
NUNCA MÁS RECORDAREMOS
¡Fíjense bien! ¡Ya estoy creando nuevos cielos y nueva tierra! De los primeros, nadie volverá a acordarse, ni los traerá más a la memoria (Isaías 65: 17).
¿HAS VIVIDO UNA EXPERIENCIA DOLOROSA EN TU VIDA? ¿Tuviste una niñez humillante y penosa, que hasta el presente esos recuerdos humedecen tus ojos? ¿Fuiste objeto de maltrato y violencia en una relación sentimental, a tal punto que te fracturó para siempre? ¿Perdiste a algún ser amado en la plenitud de su vida, y esa pérdida quedó marcada a fuego en tu memoria?
Todos los seres humanos estamos condenados, desde nuestro nacimiento, a vivir experiencias angustiantes y dolorosas porque vivimos en un mundo gobernado por el pecado y sus consecuencias. Pero más allá de lo que cada uno ha vivido y que quedó grabado en su memoria, ¿será posible alguna vez olvidar todo eso y vivir como si nunca hubiera existido? Joseph Bau, un judío que logró sobrevivir al exterminio nazi, narra sus recuerdos de la siguiente manera: «Nada borrará esas imágenes de la memoria de quienes sobrevivieron a la máquina del Holocausto, diabólicamente concebida y perfectamente ejecutada, creada por Adolf Hitler y Cía».
«Para seis millones de judíos, esos años de completa locura se convirtieron en los últimos de su vida; a los pocos que consiguieron sobrevivir, que milagrosamente se las ingeniaron para pasar el alma de contrabando entre las “acciones” y las selecciones, este período devastador les dejó heridas que no han sanado ni sanarán jamás. Ningún acto de expiación alemán ni las vacaciones subvencionadas en un balneario los harán olvidar» (El pintor de Cracovia, p. 145).
Al igual que Joseph Bau, millones de personas que transitan por este mundo, tienen recuerdos de aflicción y congoja que les hacen sentir que «nada borrará esas imágenes de la memoria».
Pero Dios, conociendo y sabiendo todo lo que el pecado ha realizado en la raza humana, dejó una promesa tremenda al decirnos: «¡Ya estoy creando nuevos cielos y nueva tierra! De los primeros, nadie volverá a acordarse, ni los traerá más a la memoria». No importa cuán humillado y despreciado te hayas sentido; no importa cuán desbastadora haya sido la tragedia que te tocó vivir; no importa cuánta violencia y abusos hayas tenido que soportar a lo largo de tu vida. Una cosa es segura: Dios siempre cumple sus promesas, y al darnos ese mundo nuevo luego que esta tierra sea purificada con fuego, todos los recuerdos angustiantes y todas las memorias dolorosas serán borradas para siempre.
Al iniciar este día, agradécele a Dios porque en su gran amor, ese mundo es y será una realidad para cada uno de sus hijos, para todos los que aceptamos a Cristo como Salvador.

===================
EJEMPLOS Y ENSEÑANZAS DE LAS ESCRITURAS
Devoción Matutina para Jóvenes 2022
Narrado por: Daniel Ramos
Desde: Connecticut, Estados Unidos
===================
|| www.drministries.org ||
===================