06 DE JULIO
LLAMADOS PARA COMUNICAR
Ya se oyen sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas, del que anuncia la paz (Nahúm 1: 15).
AL LLEGAR A ESA IGLESIA COMO PASTOR, Alicia fue una de las primeras en saludarme y ofrecer su ayuda. Siempre vestida de manera elegante y formal, de pocas palabras en público, estaba atenta a todo lo que pasaba en la iglesia para ofrecer su servicio. Su sonrisa, sus bondadosos ojos celestes y su cortesía cristiana rápidamente ganaban la simpatía de todo el que se acercaba a la iglesia.
Era la Directora de Comunicación y siempre tenía el interés primordial de dar a conocer nuestra fe y mantener informada a la membresía de las actividades eclesiásticas. Rápidamente informaba en el diario de la ciudad los cursos de salud o temas de evangelismo y profecía que brindaba la iglesia. El programa radial misionero de la iglesia por más de un año fue solventado por ella. Muchos desearon que la iglesia tuviera una página web que expusiera sus creencias e informara de sus actividades, y ella trabajó para que esa página se hiciera y luego, como una ofrenda a Dios, pagó su mantenimiento. El boletín informativo de la iglesia era un lujo. Cada domingo, los líderes de cada departamento de iglesia recibían un llamado telefónico avisándoles que se estaba haciendo el boletín para el sábado siguiente, y si tenían algo que informar a la iglesia, ella era la receptora y la transmisora de publicar el mensaje.
En su comercio, los libros misioneros de nuestra iglesia sobraban. Toda persona que mostraba algún tipo de inquietud espiritual recibía como obsequio literatura de nuestra fe. Como pastor me sentía respaldado por su ministerio en el área de Comunicaciones, ya que sentía que lo hacía de corazón para compartir su fe y mostrar su amor a Dios.
¿Por qué tanto esfuerzo de su parte para dar a conocer el mensaje adventista? Esta líder deseaba compartir las «buenas nuevas» del mensaje de salvación. Muchas veces sus informes producían alegría y satisfacción al ver una iglesia que crecía espiritual y numéricamente.
A través del profeta Nahúm Dios nos invita a llevarle buenas noticias a un mundo que está a punto de colapsar. La moralidad, la economía y la vida familiar parecieran estar fuera de control y millones desean escuchar a alguien que les lleve paz a sus vidas.
Todos nosotros estamos llamados por Dios para ser mensajeros de la gran solución divina: la segunda venida de Cristo. Dios irrumpirá en la historia de este mundo y todos lo deben saber. No pierdas la oportunidad de ser quien lleve «buenas nuevas», el «que anuncia la paz».

===================
EJEMPLOS Y ENSEÑANZAS DE LAS ESCRITURAS
Devoción Matutina para Jóvenes 2022
Narrado por: Daniel Ramos
Desde: Connecticut, Estados Unidos
===================
|| www.drministries.org ||
===================