06 DE JUNIO
ENTRETENER LA VIDA
Entre sollozos, sus habitantes buscan algo que comer, cambian por comida sus objetos más preciados para lograr volver a la vida. «¡Mírame, Señor! ¡Toma en cuenta mi desconsuelo!» (Lamentaciones 1: 11).
EL LIBRO DE LAMENTACIONES muestra con un lenguaje sumamente poético la L miseria y la ruina que padeció Jerusalén mientras estuvo sitiada por el ejército caldeo. Lamentaciones es el reflejo de las desdichas y las añoranzas que el profeta Jeremías escribió después que la cuidad mostrara lo que sus profecías habían señalado.
Jeremías nos relata: «Tanta sed tienen los niños de pecho que la lengua se les pega al paladar; los pequeñitos piden de comer, ¡y no hay quien los alimente! Tendidos por las calles yacen los que comían delicados platillos; los que antes se vestían de púrpura, hoy se aferran a los basureros […] Sus nobles eran más claros que la nieve y más blancos que la leche […] ¡Se ven más oscuros que las sombras! ¡Tienen la piel pegada a los huesos! ¡Están secos como un leño! […] Con sus propias manos, mujeres piadosas cocinaron a sus hijos. El día que mi ciudad amada fue destruida, sus propios hijos les sirvieron de alimento» (Lam. 4: 4-5, 7-8, 10).
¿Notas cuán terrible la descripción que el profeta hace de la sociedad judía? Pero antes de relatarnos estos sucesos y como introducción a este marco social, Jeremías nos dice: «Entre sollozos, sus habitantes buscan algo qué comer; cambian por comida sus objetos más preciados para lograr volver a la vida». ¿Por qué habla que el pueblo buscó alimento «para volver a la vida»? Porque los israelitas no tenían esperanza. Su pecado y su rebelión contra Dios los habían colocado en esa situación y todos sabían que finalmente llegaría la esclavitud o la muerte. Por eso, mientras estaban sitiados por el ejército enemigo, lo único que hacían los habitantes de Jerusalén era «volver a la vida», porque el fin ya estaba destinado para la ciudad.
A veces, al mirar nuestra sociedad actual, me parece ver a hombres y mujeres que viven sin esperanza y sin futuro, hastiados de sus trabajos, de la rutina diaria y de vivir sin un propósito. Pareciera que todo lo que buscan es «volver a la vida» a través de diversiones, del alcohol, de las drogas, del sexo y de largas vacaciones que puedan ayudarles a olvidar el vacío existencial que experimentan.
Pero nosotros tenemos una esperanza, una bendita esperanza que le da sentido a nuestra existencia. No vivimos por azar o por casualidad, vivimos con un propósito: reencontrarnos con nuestro Creador. Por eso, si en el día de hoy te encuentras con alguien que busca «volver a la vida», procura ayudarlo compartiendo tu esperanza.

===================
EJEMPLOS Y ENSEÑANZAS DE LAS ESCRITURAS
Devoción Matutina para Jóvenes 2022
Narrado por: Daniel Ramos
Desde: Connecticut, Estados Unidos
===================
|| www.drministries.org ||
===================