09 DE SEPTIEMBRE
AMÓ EL MUNDO
Demás me ha desamparado. Prefirió este mundo, y se fue a Tesalónica. Crescente se fue a Galacia, y Tito a Dalmacia (2 Timoteo 4: 10).
LA IGLESIA CRISTIANA CRECÍA A PASO VELOZ, y aunque judíos y romanos perseguían a los cristianos, en cada ciudad cientos recibían el evangelio y eran bautizados. Uno de esos hombres que aceptó el mensaje de salvación fue Demás, y una vez que fue confirmado en la Palabra, decidió convertirse en colaborador del apóstol Pablo.
Dios lo puso en un lugar privilegiado, ya que cada defensa que Pablo hacía del evangelio, era un mensaje directo a su corazón. Por algún tiempo, «Marcos, Aristarco, Demás y Lucas» (File. 24) fueron los asistentes que Pablo necesitaba para la predicación y la dirección de las iglesias. Pero poco a poco, Demás dejó de valorar la paz del mensaje de salvación. Luego, las persecuciones que sufría Pablo lo asustaron y finalmente abandonó por completo al anciano apóstol.
¿Qué fue lo que pasó por su corazón? ¿Por qué Demás no figura entre los grandes hombres de la Biblia y su nombre es sinónimo de apostasía? «Satanás obra con los hombres con más cuidado que con Cristo en el desierto de la tentación, porque sabe que allí perdió la batalla. Es un enemigo vencido. No se presenta al hombre directamente para exigirle el homenaje de un culto exterior. Pide simplemente a los hombres que pongan sus afectos en las buenas cosas de este mundo. Si logra ocupar la mente y los afectos, los atractivos celestiales se eclipsan. Todo lo que quiere del hombre es que caiga bajo el poder seductor de sus tentaciones, que ame el mundo, la ostentación y los altos puestos, que ame el dinero y ponga sus afectos en los tesoros terrenales. Si lo logra, obtiene todo lo que pidió de Cristo» (Elena G. White, Testimonios para la iglesia, t. 3, pp. 526-527, énfasis añadido).
El enemigo de Dios sigue obrando de la misma forma que lo hizo con Demás. También hoy existen hombres y mujeres que se entregaron a Jesús a través del bautismo y formaron parte de la iglesia. Ellos se gozaron al recibir responsabilidades y emplearon sus dones para compartir el evangelio. Pero poco a poco el cielo dejó de tener el valor supremo para ellos. Algunos cambiaron la salvación por dinero, otros por ansias de poder y otros por los placeres de esta vida. Poco a poco Cristo fue solo una formalidad y luego se apartaron completamente de él.
Estimado lector: no cambies la inmortalidad por nada de este mundo. Examina tu corazón para que Cristo sea siempre lo más importante. Cada día renueva tu entrega y tu fidelidad a Jesús.

===================
EJEMPLOS Y ENSEÑANZAS DE LAS ESCRITURAS
Devoción Matutina para Jóvenes 2022
Narrado por: Daniel Ramos
Desde: Connecticut, Estados Unidos
===================
|| www.drministries.org ||
===================