13 DE AGOSTO
JESÚS ES EL QUE SABE
Cuando Jesús oyó esto, le dijo: «No temas. Solo debes creer, y tu hija será sanada» (Lucas 8:50).
ES COMÚN QUE PRETENDAMOS QUE LAS COSAS SE HAGAN a nuestra manera. Debido a la experiencia y a la sabiduría adquirida en algunas áreas, hasta podemos llegar a creer que nadie nos podría enseñar. Sin embargo, en términos espirituales, debemos tener siempre la actitud de aprender, porque solo Jesús sabe y es el que tiene la última palabra.
Jairo era como cualquiera de nosotros, y sin quererlo, quiso mostrarle a Jesús cómo hacer su trabajo cuando le dijo: «¡Ven que mi hija está agonizando! Pon tus manos sobre ella, para que sane y siga con vida» (Mar. 5:23). Jesús accedió al pedido de este hombre que sabía cómo hacer todo, ya que por algo era el principal de la sinagoga. Pero mientras iban de camino, algunos siervos de Jairo le dijeron: «Ya no molestes al Maestro. Tu hija ha muerto» (vers. 35).
Como todo padre que ama a sus hijos, Jairo sintió que el mundo se derrumbaba. Ya no tenía exigencias ni pedidos; ante su vista, todo estaba perdido. Pero la muerte de su hija le dio lugar a Jesús para tomar el control. Por eso, luego de escuchar la triste noticia, Jesús le dijo al dolorido padre: «No temas. Solo debes creer, y tu hija será sanada».
Jesús llegó hasta el hogar de Jairo, donde ya se había juntado mucha gente que lloraba la muerte de esa niña. Su divinidad fulguró a través de su humanidad y con voz clara dijo: «A ti, niña, te digo: ¡levántate!» (vers. 41). La hija de Jairo resucitó y todos en ese hogar aceptaron a Cristo como Señor y Salvador.
Y en tu caso, ¿aceptas la voluntad de Dios o prefieres que todo se haga de acuerdo a tu criterio? «Jesús no nos llama a seguirle para después abandonarnos. Si entregamos nuestra vida a su servicio, nunca podremos hallarnos en una posición para la cual Dios no haya hecho provisión. Cualquiera que sea nuestra situación, tenemos un Guía para dirigirnos en el camino; cualesquiera que sean nuestras perplejidades, tenemos un Consejero seguro; cualquiera que sea nuestro pesar, aflicción, duelo o soledad, tenemos un Amigo que simpatiza con nosotros. Si, en nuestra ignorancia, damos pasos en falso, Cristo no nos desampara» (Elena G. White, Obreros evangélicos, p. 277).
Al comenzar este día anímate a darle el control de tu vida a Jesús. Recuerda que él sí sabe. Nunca te fallará.

===================
EJEMPLOS Y ENSEÑANZAS DE LAS ESCRITURAS
Devoción Matutina para Jóvenes 2022
Narrado por: Daniel Ramos
Desde: Connecticut, Estados Unidos
===================
|| www.drministries.org ||
===================