14 DE FEBRERO
¿QUÉ O QUIÉN?

«Entonces dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y tengo potestad sobre los peces del mar, las aves de los cielos y las bestias, sobre toda la tierra y sobre todo animal que se arrastra sobre la tierra”». Juan 14:6

Tenía que ser Tomás, siempre Tomás. Era sumamente práctico y lo suyo era la duda. Jesús estaba hablando de la esperanza, de que tenemos un lugar en el Reino de los Cielos, y Tomás sale con eso de «No sabemos dónde vas». Y añade: «Entonces, cómo vamos a saber el camino.» Es la manera de pensar de los que se basan en las obras. Su pregunta siempre es «¿Qué…?» Lo habrás escuchado más de una vez: «¿Qué he de hacer para ser salvo?» «¿Qué mandamiento es más importante?» «¿Qué pasaría sí…? «¿Qué método es el mejor para evangelizar?» Lamento decirte que es la pregunta equivocada. La verdadera religión, la que se basa en la fe, se pregunta: «¿Quién?» Y los hijos de Dios recurren a: «¿Quién me puede hacer salvo?» «¿Quién convierte los mandamientos en mi estilo de vida?» «¿Quién me apasiona tanto que no puedo dejar de hablar de él?» «¿Quién me extiende su mano para caminar?» Preguntas a las que Jesús contesta: «Soy yo.»
Cristo es el camino. No hay otro método, no hay otra conducta, no hay otro modelo. Contemplar la vida de Cristo es vivir la certeza de cuál es nuestro proceder. Como dice Elena G. White: «Jesús es atractivo. Está lleno de amor, misericordia y compasión. Se propone ser nuestro Amigo, caminar con nosotros en todos los ásperos caminos de la vida. Os dice: Yo soy el Señor tu Dios; camina junto a mí y llenaré de luz tu camino» (The Review and Herald, 2 de agosto de 1881).
Cristo es la verdad. La verdad no es una abstracción, sino una persona. Es difícil de comprender por nuestra cultura, pero es muy fácil de abrazar. Toda doctrina, toda norma, toda teología se sintetiza en Jesús. Y es que todo es mucho más sencillo de lo que parece.
Cristo es la vida. La plenitud de la existencia se encuentra en Jesús. Vivir en Cristo es realmente vivir. Con él todo cobra sentido, comprendemos las experiencias del pasado, enfrentamos las realidades del presente y tenemos el horizonte de una vida sin fin. Esa vida, de forma natural, da vida, «A cada uno de nosotros nos ha dado una obra que hacer de acuerdo con nuestra capacidad, y es nuestro privilegio gozar de su bendición mientras consagramos el vigor del cuerpo y de la mente a su fiel ejecución, teniendo en vista la gloria de su nombre» (La educación cristiana, p. 355). A su imagen, nuestras vidas son útiles.
Es el momento de hacerte una pregunta personal: ¿Qué, o Quién?
===================
CARÁCTER
Devoción Matutina para Jóvenes 2023
Narrado por: Daniel Ramos
Desde: Connecticut, Estados Unidos
===================
|| www.drministries.org ||
===================