16 DE ABRIL
LUCHADORA Y PATRIOTA
Entonces Débora le dijo a Barac: «Levántate, que hoy el Señor va a poner a Sisara en tus manos, pues en verdad el Señor está contigo» (Jueces 4: 14).
EL PUEBLO DE ISRAEL había entrado en apostasía y Dios permitió que Jabin, rey de Canaán, los oprimiera por 20 años. Al término de estos años Israel había abandonado la idolatría y se había vuelto al Dios de sus padres. Fue entonces cuando Débora, una mujer patriota y valiente, incentivó a Barac para encabezar las tropas israelitas y liberarse del yugo cananeo. Barac aceptó el desafío, pero no quiso ir solo, sino que le dijo a Débora: «Iré, si tú vas conmigo. Si no vas conmigo, no iré» (Juec. 4:8).
Débora y Barac reunieron diez mil hombres de las tribus de Zabulón y Neftalí y entraron en batalla contra los cananeos. La guerra fue cruenta, ya que Jabin poseía novecientos carros herrados entre las tropas de su ejército, pero Dios peleaba por su pueblo y les dio una gran victoria.
Débora es una figura de todos los cristianos que pelean las batallas de Dios. Ella representa a cada madre y esposa, que por tener un cónyuge no convertido, lucha para que sus hijos sean cristianos. Aunque no es fácil llevar sola la vida espiritual de la familia, cada sábado viste a sus niños, los lleva a la Escuela Sabática y procura que se porten correctamente en el culto divino.
Débora representa a cada líder de iglesia que se esfuerza para que su departamento trabaje para el crecimiento espiritual de sus hermanos. Promueve actividades, da su opinión en la junta y vela para que la iglesia cumpla con la tarea sagrada que Dios le designó: predicar el evangelio.
Débora representa a toda persona que tiene el don de la oración intercesora y que lucha a solas con Dios para que sus bendiciones se derramen abundantemente. Estas personas no tienen inconvenientes en levantarse de madrugada para orar, estar de vigilia toda una noche o en asistir a los cultos de oración. Aman los momentos para orar en grupos o individualmente y ven las respuestas a sus oraciones de manera habitual.
En estos tiempos de sequía espiritual, Dios necesita de hombres y mujeres que como Débora estén dispuestos a llevar las armas de la fe y a luchar del lado de Jesús. Algunas veces la lucha será en la familia, otras veces en la iglesia y otras de manera individual, pero siempre estarán dispuestos a luchar como ciudadanos del reino de los cielos. Lo más importante es saber que, así como Débora, cuando luchemos por Cristo, siempre estaremos del lado que obtendrá la victoria.

===================
EJEMPLOS Y ENSEÑANZAS DE LAS ESCRITURAS
Devoción Matutina para Jóvenes 2022
Narrado por: Daniel Ramos
Desde: Connecticut, Estados Unidos
===================
|| www.drministries.org ||
===================