16 DE AGOSTO
UN HOMBRE VALIENTE
Micaías respondió: «Juro por el Señor, que solo diré lo que el Señor me ordene decir» (1 Reyes 22:14).
ACAB COMO REY DE ISRAEL Y JOSAFAT como rey de Judá se habían unido para ir juntos a la guerra contra Ramot de Galaad. Cuatrocientos hombres que tenían el título de «profetas» daban buenos augurios y aseguraban una gran victoria para los reyes hebreos.
Por alguna razón, Josafat no confiaba en esos buenos augurios y le pidió a Acab que trajera a otro hombre por quien consultar a Dios. Acab mandó a buscar a Micaías, y el oficial que realizó el encargo, saludó a Micaías diciéndole: «Todos los profetas auguran éxito a Su Majestad. Une tu voz a la de ellos, y augúrale mucho éxito» (1 Rey. 22: 13).
¿Qué hubiera sido lo más fácil para este hombre de Dios? Decirle a los demás lo que querían oir: que Israel y Judá vencerían y que Ramot de Galaad seria conquistada. Pero este hombre valiente no buscaba la comodidad ni el favor real, sino que le respondió al oficial: «Juro por el Señor, que solo diré lo que el Señor me ordene decir». Dios usó a Micaías para predecir la gran derrota que sufrirían Acab y Josafat, aunque las consecuencias de dar ese mensaje lo llevaron a la cárcel.
Nosotros, al igual que Micaías, tenemos que alertar al mundo sobre el desenlace del gran conflicto entre el bien y el mal. Al igual que Micaías, también se necesita valor para hacerlo. Hablar de que Dios juzgará las acciones de los hombres, de que la mayoría de las iglesias protestantes forman parte de la Babilonia espiritual y de que al rechazar el sello de Dios (el sábado como día de reposo) se acepta la marca de la bestia, no es una misión sencilla. Pero es nuestra misión. «En un sentido muy especial, los adventistas del séptimo día han sido colocados en el mundo como centinelas y transmisores de luz. A ellos ha sido confiada la tarea de dirigir la última amonestación a un mundo que perece. La Palabra de Dios proyecta sobre ellos una luz maravillosa. Una obra de la mayor importancia les ha sido confiada: proclamar los mensajes del primero, segundo y tercer ángeles. Ninguna otra obra puede ser comparada con esta y nada debe desviar nuestra atención de ella» (Elena G. White, Joyas de los testimonios, t. 3, p. 288).
Este día estará lleno de ocupaciones y quehaceres, pero al igual que Micaias, muéstrate valiente al compartir tu fe con aquellos que la ignoran.

===================
EJEMPLOS Y ENSEÑANZAS DE LAS ESCRITURAS
Devoción Matutina para Jóvenes 2022
Narrado por: Daniel Ramos
Desde: Connecticut, Estados Unidos
===================
|| www.drministries.org ||
===================