20 DE JUNIO
CASA DE ORACIÓN
Yo los llevaré a mi santo monte, para que se alegren en mi casa de oración. Sus holocaustos y sus sacrificios serán bien recibidos sobre mi altar, porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos (Isaías 56:7).
EN ESA JUNTA DE IGLESIA debíamos tocar un aspecto de la vida de nuestra iglesia: el culto de oración. Casi todos los líderes y yo como pastor teníamos una gran preocupación por la exigua concurrencia. Algunos culpaban a los temas que se presentaban, otros al horario en que se hacían las reuniones y estaban también los que decían no asistir porque el templo no tenía buena calefacción.
Al mismo tiempo tenía otra iglesia en el mismo distrito que los cultos de oración siempre contaban con una nutrida concurrencia. Niños, jóvenes y adultos se hacían presentes para expresar sus pedidos y agradecimientos, se oraba en grupos y luego se analizaba un capítulo de algún libro del Espíritu de Profecía. Me daba gusto compartir el tema en esa iglesia, ya que la mayoría de los que asistían al culto de oración llevaban sus libros y hacían comentarios enriquecedores sobre los párrafos leídos.
¿Por qué hay hermanos que disfrutan de sus cultos de oración y otros que no manifiestan ningún interés por las actividades eclesiásticas? ¿Por qué hay iglesias que tienen un culto de oración que agoniza mientras otras parecen gozar de estas reuniones semanales? De acuerdo a los mensajes del Elena G. White, «una reunión de oración siempre dirá el verdadero interés de los miembros de iglesia en las cosas espirituales y eternas. La reunión es como el pulso del cuerpo; denota la verdadera condición espiritual de la iglesia. Una iglesia sin vida, que se está descarriando, no tiene gusto por las reuniones de oración» (El ministerio pastoral, p. 211).
En tu caso particular, ¿asistes a los cultos de oración? ¿Tienes interés en reunirte con tus hermanos de iglesia para expresar tus agradecimientos y pedidos ante Dios? Nuevamente, el consejo inspirado nos dice: «Es necesario ser diligentes en la oración; ninguna cosa os lo impida. Haced cuanto podáis para que haya una comunión continua entre el Señor Jesús y vuestra alma. Aprovechad toda oportunidad de ir adonde se suela orar» (Ibíd, p. 212).
Es necesario que los adventistas aprovechemos cada momento de adoración que podamos celebrar en nuestras iglesias. Por las profecías sabemos que llegará el día cuando nuestros templos serán cerrados y nosotros perseguidos por guardar los mandamientos bíblicos. ¡Este es tiempo para dedicarlo a la oración grupal! Que nada te impida asistir semanalmente al culto de oración.

===================
EJEMPLOS Y ENSEÑANZAS DE LAS ESCRITURAS
Devoción Matutina para Jóvenes 2022
Narrado por: Daniel Ramos
Desde: Connecticut, Estados Unidos
===================
|| www.drministries.org ||
===================