25 DE ENERO
FUENTE DIARIA DE COMUNICACIÓN
Isaac rogó al Señor por Rebeca, su mujer, porque era estéril; y el Señor escuchó sus ruegos, y ella concibió (Génesis 25:21).
MIENTRAS HACÍA MI SEGUNDO AÑO de la Licenciatura en Teología, en uno de los cultos de internado a los que asistí, recuerdo a un pastor hacernos la siguiente pregunta: «¿Qué harías si tu esposa no pudiera tener un hijo por las vías naturales?». Surgieron numerosas respuestas, algunas relacionadas con la medicina, otras con la psicología y algunos sugirieron la adopción como soluciones al problema. No sabíamos a donde apuntaba el profesor hasta el momento que alguien sugirió la oración como solución a la esterilidad. Luego, conversando con algunos de mis compañeros de estudio, reflexionamos: «¿Por qué en el culto de internos, primero se presentaron soluciones donde “no se lo necesitaba a Dios” y como último recurso se presentó la oración? ¿Es que nos estamos contagiando del tipo de razonamiento mundano, donde la oración se emplea como requisito espiritual y no como una fuente diaria de comunicación?»
Isaac fue un hombre de oración y las Escrituras nos mencionan que acostumbraba ir a «orar al campo, a la hora de la tarde» (Gén. 24: 63, RV1909). Isaac tenía el hábito de presentarle a Dios todos los aspectos de su vida, y la esterilidad de su esposa fue uno de los tantos temas que conversó con Dios. Como sacerdote de su hogar, vio que pasaban a los años y el hijo que heredaría la bendición prometida no llegaba, así que intercedió por ella «y lo aceptó Jehová, y concibió Rebeca su mujer».
Así como se manifestó en ese culto mientras era estudiante, muchas veces, en los problemas de nuestra vida agotamos todos los recursos humanos antes de acudir a Dios. Sin embargo, la oración no es solamente la llave que abre puertas para soluciones imposibles, sino que la misma es la herramienta para comunicarnos con nuestro Padre de forma cotidiana. Es tan natural conversar con los miembros de nuestra familia al compartir una comida, frente a un problema o en un día de ocio. Entonces, ¿por qué no conversar con Dios con la misma naturalidad? Quienes hablan con Dios de manera cotidiana, emplean la oración como primera medida para resolver todo problema de la vida.
Al comenzar este día, Dios te está esperando. ¿Deseas conversar con él y abrirle tu corazón a través de la oración?

===================
EJEMPLOS Y ENSEÑANZAS DE LAS ESCRITURAS
Devoción Matutina para Jóvenes 2022
Narrado por: Daniel Ramos
Desde: Connecticut, Estados Unidos
===================
|| www.drministries.org ||
===================