29 DE SEPTIEMBRE
EL PRIMER ATEO DE LA BIBLIA
¿Y quién es «el Señor», para que yo le haga caso y deje ir a Israel? Yo no conozco al Señor, ni tampoco dejaré ir a Israel (Éxodo 5: 2).
EXISTE UN DICHO QUE DICE: «No hay mayor ciego que quien no quiere ver». Al leer la historia de Faraón en los tiempos de Moisés, se puede afirmar que este monarca fue la manifestación de ese dicho. ¿Cómo no pudo ver la mano poderosa de Dios cuando las ranas invadieron Egipto? ¿Por qué luchó contra Dios cuando el enorme granizo destruía las plantaciones, el ganado y a los hombres? Si sus hechiceros reconocieron: «Esto es obra del dedo de Dios» (Éxo. 8: 19) ¿Cómo Faraón no pudo reconocerlo?
Faraón es el primer ateo de la Biblia, y mientras el pecado reine en este mundo, muchos más tendrán evidencias concretas del poder de Dios, pero nunca lo reconocerán.
Este es el caso de Michael Drosnin, un periodista de investigación que a través de uno de sus libros predice «guerra mundial», «holocausto atómico» y «fin de los días». Lo que llamó mi atención es que este libro pretende encontrar en las letras de la Biblia un código secreto, descifrado por computadoras, que anticipa el futuro de la humanidad. Michael Drosnin ha quedado tan sorprendido con ese código que declaró: «Desde el inicio de mi investigación intuí que había algo de otro mundo en el código de la Biblia. Ningún ser humano podía haber previsto hechos que acaecerían al cabo de tres mil años. Ni siquiera era posible codificar información de la manera en que se había hecho en la Biblia. Era evidente que la mera existencia del código de la Biblia implicaba que, hace miles de años, había alguien sobre la Tierra que poseía una ciencia más avanzada que la que poseemos nosotros» (El nuevo código secreto de la Biblia, p. 190). Cuando leí esto, creí que haría una confesión sobre la existencia de Dios. Sin embargo, Michael Drosnin cree que fueron extraterrestres los que estuvieron detrás de la Escritura Sagrada, ya que, como él mismo lo declara: «Yo no soy religioso. Ni siquiera creo en Dios» (Ibíd, p. 9).
Así como Faraón y este periodista, en la actualidad son muchos los que tienen evidencias contundentes de la existencia de Dios, pero se niegan a verlo. La pregunta: «¿Quién es Jehová, para que yo oiga su voz?», continúa en la mente de miles que solo piensan en ellos mismos.
Antes de comenzar con las tareas de este día, agradécele al Padre celestial porque te permitió creer en él y en su Palabra. Solo la fe en un ser superior, da paz, alegría y esperanza al corazón humano.

===================
EJEMPLOS Y ENSEÑANZAS DE LAS ESCRITURAS
Devoción Matutina para Jóvenes 2022
Narrado por: Daniel Ramos
Desde: Connecticut, Estados Unidos
===================
|| www.drministries.org ||
===================