02 DE DICIEMBRE
EL NECIO
Vale más toparse con una osa furiosa que con un necio empeñado en algo (Proverbios 17: 12).
Un hombre necio es un peligro para la sociedad en general. El necio es falto de inteligencia, ignora los resultados de sus acciones, es terco para alcanzar sus propósitos y toma decisiones cuando está airado. Ante este panorama, el proverbista dice que es mejor encontrarse con una osa furiosa que con una persona necia. Esta figura es suficiente para que «pintes tu raya» y no te juntes con los necios. La versión Reina Valera 1995 añade la razón de la furia de la osa porque ha sido privada de sus oseznos. De acuerdo a un estudio en cuanto a la «Prevención de ataques de osos», realizado entre 1990 a 2019, se registraron en Estados Unidos setenta y ocho casos de ataques de oso pardo y oso negro que resultaron mortales. Ciertamente, estos ataques se dieron por diferentes causas, por ejemplo, osos que protegían su alimento, agua o territorio. Estadísticamente, el oso ataca más que la osa y su agresividad puede acabar con la vida; sin embargo, la osa emite sonidos, adopta posturas amenazadoras y produce heridas graves como consecuencia de su furia.
El «necio», en Proverbios, es otro término para referirse al «impío», a la persona cuya actitud consiste en vivir y comportarse como si Dios no existiera. La Biblia registra la conducta absurda de personas que actuaron neciamente, por ejemplo: Simeón y Leví mataron a los hombres que vivían en la ciudad donde se deshonró a su hermana Dina. Saúl asesinó a un gran número de sacerdotes. Nabucodonosor mandó calentar el horno siete veces. Herodes ordenó asesinar a los niños menores de dos años de Belén. Saulo respiraba amenazas contra los discípulos del Señor… Todos, en su necedad por lograr sus objetivos, cometieron locuras. En este contexto es preferible toparse con una osa furiosa que con personas necias que no consideran a Dios.
Sin embargo, el profeta Oseas recurre a la misma figura de la osa furiosa y la aplica a Dios. ¿Cómo puede ser esto? Como reacción a causa del orgullo del pueblo que resultó en que desplazaran al Señor. Entonces el profeta cita las palabras de Dios: «Voy a salir a su encuentro como una osa que ha perdido sus cachorros» (13: 8, véase vers. 6-8). En concreto, el necio es peor que el ateo, porque el necio sabe que Dios existe, ha escuchado o aún leído la Palabra, pero no lo toma en cuenta en su vida. Por lo tanto, cuídate de ellos.

===================
SIGUIENDO LAS HUELLAS
Devoción Matutina Para Menores 2023
Narrado por: Linda Rumrrill
Desde: Gran Canaria, España
===================
|| www.drministries.org ||
===================