11 DE JUNIO
¡VICTORIA ABSOLUTA!

Cuando los trajeron ante Josué, él llamó a todos los hombres de Israel, y dijo a los jefes militares que estaban con él: Acérquense y pongan el pie sobre el cuello de estos reyes” (Josué 10: 24).

Es desalentador mirar un juego de futbol o una pelea de box que termine en empate. Lo que ocurrió con Israel, conforme conquistaba Canaán, fue una victoria aplastante en la que no quedó duda que eran los dueños absolutos de cada ciudad. Josué 12 es como el titular de un periódico que nos dice en pocas palabras qué ocurrió: ¡Treinta y un reyes derrotados! (vers. 24). Efectivamente, dieciséis fueron aplastados en su avance por el sur (vers. 9-16). Mientras que otros quince reyes fueron derrotados en la parte norte (vers. 17-24). Dos reyes más se mencionan en los primeros versículos del capítulo: Sehón rey de los amorreos y Og rey de Basán; ambos fueron derribados en la época de Moisés.
El versículo de este día describe el triunfo específico de cinco de esos reyes. Primero fueron «encarcelados» en una cueva, posteriormente, Josué los mandó sacar, y antes de ejecutarlos dio la orden de que los jefes pusieran sus pies sobre sus cuellos. Este acto representaba los triunfos obtenidos hasta ese momento, pero también servía para animar al pueblo a avanzar con la garantía de la victoria; así lo especifica el versículo 25: «Entonces Josué les dijo: “No tengan miedo ni se desanimen; al contrario, tengan valor y firmeza, porque esto mismo hará el Señor con todos los enemigos de ustedes”».
Hoy, Dios quiere darte la victoria total sobre tus propias debilidades. Todos enfrentamos pruebas, tentaciones e invitaciones abiertas para desobedecer, pero si oras al primer momento de cualquier insinuación, si te apartas del lugar o de la persona que te sugiere lo equivocado, si creas una barrera para distanciarte de lo que a Dios le desagrada, puedes tener la certeza que siempre serás un triunfador. En el nombre de Jesucristo, así como los israelitas tuvieron a los reyes paganos, podrás salir airoso. Ciertamente, Jesús venció en la cruz a Satanás. Se cumplió la promesa de que el Mesías iba a aplastar la cabeza de Satanás como la cabeza de una serpiente (Génesis 3: 15). Aun así, hay enemigos como la enfermedad, el dolor y la muerte los cuales serán aplastados por nuestro Rey en ocasión de su segunda venida. «Cristo tiene que reinar hasta que todos sus enemigos estén puestos debajo de sus pies» (1 Corintios 15: 25).

===================
SIGUIENDO LAS HUELLAS
Devoción Matutina Para Menores 2023
Narrado por: Linda Rumrrill
Desde: Gran Canaria, España
===================
|| www.drministries.org ||
===================