18 DE MAYO
¡ALÉJATE!
«Apártense de toda clase de mal». 1 Tesalonicenses 5: 22
¿Alguna vez has visto ortigas mientras caminabas por el campo? Las ortigas no dan miedo. De hecho, parecen bastante inofensivas. Hasta que te rozas con una.
Las ortigas tienen unos pelos pequeños y rígidos, son casi como las agujas que se utilizan para ponerte una inyección en la consulta del médico. Dentro de esta «aguja» hay dos cosas: primero, hay un líquido que contiene histamina (la histamina es uno de los ingredientes principales de las cosas que te hacen rascarte y estornudar); y, en segundo lugar, otra cosa muy parecida al veneno hecho por las avispas. En la punta de cada pelo de ortiga hay una pequeña perla que se rompe cuando la tocas, incluso un ligero toque empujará el pelo tieso y el veneno chorreará por él.
Este veneno no hará que te enfermes o que te mueras, pero te picará hasta las lágrimas y te dolerá mucho tiempo después. Así que el mejor consejo que te puedo dar cuando se trata de ortigas es: ¡ALÉJATE!
El pecado y las ortigas tienen mucho en común. Desde lejos, el pecado puede no parecer muy temible, incluso puede parecer inofensivo. Pero si te acercas demasiado, siempre te causará dolor, a veces durante mucho tiempo. Al igual que con las ortigas, el mejor consejo cuando se trata del pecado es mantenerse alejado. Te alegrarás de haberlo hecho.
Vicki.
===================
UN PLANETA MARAVILLOSO
Devoción Matutina Para Menores 2024
Narrado por: Linda Rumrrill
Desde: Gran Canaria, España
===================
|| www.drministries.org ||
===================