31 DE DICIEMBRE
LA SEGUNDA VENIDA
«En ese día se dirá: “Este es nuestro Dios, en él confiamos y él nos salvó. Alegrémonos, gocémonos, él nos ha salvado”» (Isaías 25: 9).
Moab es recordado por los profetas por su orgullo. Por lo tanto, Isaías 25 marca un contraste entre los orgullosos y los redimidos. Mientras que la salvación de los justos se compara a establecerse sobre un monte y participar de una cena, a Moab se le compara así: «Será pisoteada en su sitio, como se pisotea la paja en el muladar» (vers. 10, NVI). En esencia, para ser salvo es imperativo despojarse de cualquier rasgo de autosuficiencia. La salvación es gracias a los méritos de Cristo.
Previo a la segunda venida, las circunstancias serán contrarias a quienes adoren solo a Dios, pero el profeta anticipa lo que el Señor representará para cada uno: «Porque tú has sido un refugio para el pobre, un protector para el necesitado en su aflicción, refugio contra la tempestad, sombra contra el calor» (Isaías 25: 4). Mientras en ese día el Señor es sombra para quienes lo esperan, será calor para los incrédulos; mientras los salvos exclaman de alegría al identificar a Jesús descender del cielo, los malvados claman a las rocas que caigan sobre ellos; mientras los redimidos celebran la destrucción de la muerte, los impíos mueren; mientras los justos participan de una cena, los injustos se convierten en la cena de las aves.
Hoy puedes renovar tu confianza en la Biblia y resolver prepararte día a día para estar entre la gran multitud de quienes se alegrarán. No hay forma de que seas engañado si dependes de lo que dice la Biblia. Jesús vendrá visible y audiblemente. Nadie te lo va a contar. Ese día, el Señor no vendrá a predicar ni a sanar, solo viene a tomar a sus hijos para llevarlos a vivir con él.
Jesús se maravilló de la habilidad de sus contemporáneos para entender «los tiempos» respecto al clima. Sabían pronosticarlo con base en el aspecto del cielo (Mateo 16:2-3). Sin embargo, eras incapaces de reconocer el tiempo importante en que vivían al tener a Jesús entre ellos. En el contexto del sermón en cuanto a la proximidad de su venida, afirmó: «Aprendan esta enseñanza de la higuera: cuando sus ramas se ponen tiernas, y brotan sus hojas, se dan cuenta ustedes que ya en verano está cerca. De la misma manera, cuando vean esto, sepan que el Hijo del hombre ya está a la puerta» (Mateo 24:32-33, énfasis añadido).
«Cuando vean todo esto». Y tú, ¿eres capaz de entender este tiempo?
===================
SIGUIENDO LAS HUELLAS
Devoción Matutina Para Menores 2023
Narrado por: Linda Rumrrill
Desde: Gran Canaria, España
===================
|| www.drministries.org ||
===================