DÍA 07 DE ABRIL
EL AMOR NO ES ENVIDIOSO

Los celos; Sus destellos, destellos de fuego. Cantar de los Cantares 8:6

La raíz de la palabra «celos» proviene del latín, zélus, que significa «arder con un fuego intenso». De hecho, existen dos formas: los celos legítimos, que tienen su fundamento en el amor, y los celos ilegítimos, que se fundamentan en la envidia.

Los celos legítimos se despiertan cuando alguien a quien amas y que te pertenece aleja su corazón y te reemplaza por otra persona. La Biblia dice que Dios tiene esta clase de celo justo por su pueblo.

Los celos ilegítimos surgen del egoísmo. Se trata de estar celoso de alguien, motivado por la envidia. Cuando te casaste, se te asignó la tarea de ser el mayor admirador de tu cónyuge. Los dos se transformaron en uno y tienen que disfrutar juntos. Pero si aparece el egoísmo, cualquier cosa buena que le suceda a sólo uno de ustedes puede ser un catalizador de envidia en lugar de felicitaciones. El amor no tiene envidia del éxito del otro, sino que es el primero en celebrarlo.

PROFUNDIZA
En lugar de celebrar las bendiciones de Dios sobre otra persona, la envidia hace que la maltrates, aunque no te haya hecho nada malo. Estudia Proverbios 3:29- 33 y considera cómo podrías aplicar esta verdad a tu matrimonio y tus relaciones. Según este pasaje, ¿a qué clase de persona bendice Dios?

===================
NUESTRO AMOR, UN REGALO DE DIOS
DEVOCION MATUTINA PARA PAREJAS ENAMORADAS
Narrado por: Lorena Perez
Desde: Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================