DÍA 11 DE MAYO
EL AMOR CONTROLA EL VOLUMEN

Porque la serenidad suaviza grandes ofensas. Eclesiastés 10:4

Todos hemos estado en lugares públicos donde una explosión repentina de sonido aturde a aquellos que están alrededor, ya sea un grito de ayuda o una discusión que se desencadena. Sin embargo, aunque son lo suficientemente fuertes como para generar una respuesta inmediata, el ruido y la violencia en una discusión personal son, en realidad, una señal de debilidad.

Cuando un cónyuge enojado eleva la voz, revela que lo que tiene para decir es demasiado débil para sostenerse por su cuenta. Gritar es una forma sumamente artificial de poder.

Salomón tenía 500 esposas con quiénes tratar, y observó sabiamente que «la suave respuesta aparta el furor, mas la palabra hiriente hace subir la ira» (Proverbios 15:1).
No obstante, es posible que, por tu personalidad, te caracterices por un tono de voz más fuerte, no sólo cuando estás alterado, sino también cuando estás relajado.

Aun así, la dinámica de los conflictos matrimoniales exige tranquilidad y un tono de voz razonable. Si tu opinión o posición exige el apoyo de un volumen alto, es mejor que esperes hasta tranquilizarte. El amor no necesita truenos. La lluvia suave es suficiente.

EL DESAFÍO PARA HOY
Demuestra amor al ceder voluntariamente en un área de desacuerdo entre tú y tu cónyuge. Dile que pondrás su preferencia en primer lugar.

===================
NUESTRO AMOR, UN REGALO DE DIOS
DEVOCION MATUTINA PARA PAREJAS ENAMORADAS
Narrado por: Lorena Perez
Desde: Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================