DÍA 18 DE SEPTIEMBRE
EL AMOR ALIENTA

Guarda mi alma y líbrame; no sea yo avergonzado, porque en ti me refugio. Salmo 25:20

El matrimonio tiende a alterar nuestra visión. Tenemos la esperanza de que nuestro cónyuge satisfaga nuestras expectativas y nos haga felices, pero esto es imposible para cualquier persona, sin importar quién sea. Las expectativas poco realistas generan desilusión. Y cuanto más altas e irracionales sean tus expectativas, más probable será que tu cónyuge te falle y te frustre.

El divorcio es casi inevitable cuando las personas no permiten que sus cónyuges sean humanos. Es necesario que haya una transición en tu forma de pensar.

Debes decidir animar en lugar de exigir. Más allá de tu aliento amoroso y de la intervención de Dios, es probable que en el futuro (y durante el resto de tu vida), tu cónyuge sea igual a lo que ha sido durante los últimos años.

El amor siempre se concentra en la responsabilidad personal y en superarse en lugar de exigir más de los otros.

PROFUNDIZA
Lee 1 Tesalonicenses 5:11, 14-15. Examina el desafío específico de Pablo para cada clase de situación. ¿Eres paciente con todos? ¿Tu cónyuge diría que lo animas y que buscas su bien?

===================
NUESTRO AMOR, UN REGALO DE DIOS
DEVOCION MATUTINA PARA PAREJAS ENAMORADAS
Narrado por: Lorena Perez
Desde: Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================