DÍA 24 DE MARZO
EL AMOR SE NIEGA A PREOCUPARSE

Las preocupaciones del mundo, y el engaño de las riquezas, y los deseos de las demás
cosas entran y ahogan la palabra, y se vuelve estéril. Marcos 4:19

Algunas personas creen que es imposible escapar de las preocupaciones. Piensan que no preocuparse es no demostrar interés o no vivir la realidad. Sin embargo, la preocupación siempre nos distrae de aquello en lo que Dios quiere que nos concentremos.

Preocuparse significa literalmente «dividir la mente». Evita que amemos, sirvamos y obedezcamos al Señor con completa devoción. Es un pecado contra Dios.

Al estar destinados al cielo por la obra redentora de Jesucristo, tenemos libertad para vivir sin temor al futuro y, por lo tanto, sin temor en el presente. Las cosas malas que podrían suceder desaparecen frente a la seguridad de que «el SEÑOR está a mi favor; no temeré» (Salmo 118:6).

Así que, aunque nuestros sentimientos inconstantes siempre sean susceptibles a las preocupaciones, podemos ahorrarnos horas incalculables de confusión al comprometernos a no dejar que estas entren en nuestro corazón. Como la preocupación se apoya en la suposición orgullosa de que Dios no tiene el control de nuestras vidas (y nosotros sí), es una pérdida de valioso tiempo.

PROFUNDIZA
Lee Lucas 10:38-42 y observa cómo la preocupación destruyó la capacidad de esta mujer de deleitarse en el Señor y disfrutar de su presencia. ¿Cómo afectaba esto sus prioridades y su manera de tratar a los demás?

===================
NUESTRO AMOR, UN REGALO DE DIOS
DEVOCION MATUTINA PARA PAREJAS ENAMORADAS
Narrado por: Lorena Perez
Desde: Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================