DÍA 28 DE ABRIL
EL AMOR SUSTENTA

El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás su propio cuerpo, sino que lo sustenta y lo cuida. Efesios 5:28-29

En algún momento en tu matrimonio experimentarás una profunda desilusión: la realidad aleccionadora de que te casaste con una persona imperfecta como tú.

Sin embargo, tu cónyuge sigue formando parte de ti y esto no cambia. Se considera a los dos como la misma carne. Debes tratar a tu cónyuge con el mismo cuidado y amor con que te tratas a ti mismo.

No obstante, esta moneda tiene dos caras. Cuando maltratas a tu pareja, también te maltratas a ti mismo. Piénsalo: ahora sus vidas están entretejidas. Tu cónyuge no puede experimentar alegría o dolor, bendición o maldición, sin que también te afecte. Así que, cuando atacas a tu pareja, es como atacar tu propio cuerpo.

Cuando le demuestras amor a tu cónyuge, también te demuestras amor a ti mismo. Dios los ha unido de tal manera que debes pensar en tu cónyuge como parte de ti mismo.

PROFUNDIZA
Lee Efesios 5:28-31 en contexto. Desde distintos ángulos, Pablo argumenta por qué el hombre debería sustentar y cuidar a su esposa como a su propio cuerpo.
¿Cómo tratas tus ojos, tus oídos o tus manos? ¿Cómo amó Cristo a su esposa? ¿Cómo podría cambiar esto el amor dulce que le demuestras a tu cónyuge?

===================
NUESTRO AMOR, UN REGALO DE DIOS
DEVOCION MATUTINA PARA PAREJAS ENAMORADAS
Narrado por: Lorena Perez
Desde: Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================