02 DE MAYO
ACEPTADOS POR DIOS

No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad. 3 JUAN 1:4

La actitud de Dios siempre es aceptarnos. Cada vez que estamos dispuestos a volvernos al Señor, Él está listo para recibirnos, pues nos ama sin reserva, tal como somos. Ciertamente, Dios quiere que caminemos en la senda divina y que respondamos amándolo. Esto no se debe a que desee controlarnos, sino a que el Padre, en su perfecta e ilimitada sabiduría, sabe bien que tiene el mejor sendero para nosotros ahora y en la eternidad. Es por eso que nos anima a caminar en su voluntad para nuestro bien, no para bien de Él.

Esto se ilustra en una historia que escuché acerca de un niño que fue adoptado cuando tenía diez años de edad. Estaba teniendo dificultades para sentirse aceptado en su nueva familia, hasta que llegó el día en que su padre le dijo: «Estos son tus deberes». El muchacho declaró: «Cuando me dieron responsabilidades como a los demás chicos, supe que era realmente parte de la familia».

Lo mismo ocurre contigo. Parte de caminar en la aceptación de Dios será aceptar las tareas que le asigna. Esto no se debe a que si cumples con tus deberes te estés ganando el amor del Señor, sino a que podrás ver tu lugar especial, irreemplazable y satisfactorio en la familia de Dios.

Jesús, gracias por aceptarme. Ayúdame a caminar en tu voluntad y a ser parte vital de tu familia. Amén.
===================
MI VIDA EN TUS MANOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Miguel Paez
Desde: Bogotá, Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================