03 DE JUNIO
NO HUYAMOS DE DIOS

Aunque nuestros pecados nos abruman, tú los perdonas todos. SALMOS 65:3, NTV

Tras desobedecer a Dios, Adán y Eva se encontraron en una situación nefasta. Su primera reacción fue huir y esconderse debido al miedo y los sentimientos de indignidad que experimentaron. Huyeron de Dios. En lugar de acercársele para restablecer la relación, evadieron cualquier interacción con el Señor. Finalmente, al ser confrontados por haber comido del árbol del conocimiento del bien y el mal, se negaron a aceptar su responsabilidad y se culparon entre sí por la transgresión.

Leemos la historia de Adán y Eva y vemos todo lo que hicieron mal. No obstante, si somos sinceros, debemos admitir que hacemos lo mismo. Cuando pecamos, en lugar de reconocer y confesar nuestro pecado, con frecuencia buscamos maneras de escondernos de Dios, evitando los problemas que Él quiere tratar en nuestras vidas. Y cuando nos presentamos delante de Él, a menudo echamos la culpa a otros. Sin embargo, cada uno de nosotros es responsable de sus acciones, independiente de las circunstancias o de quién más se encuentre implicado en el asunto.

No permitas que la culpa o la vergüenza te alejen del Señor. Tal como Dios buscó a Adán y Eva para restaurar la comunión, te busca a ti también. Deja de esconderte. Vuélvete a Dios, acepta la responsabilidad y recibe el perdón que te ofrece. Nada bueno viene de huir del Señor.

Jesús, revélame mi pecado para poder arrepentirme. Sé que me liberas con tu perdón. Amén.
===================
MI VIDA EN TUS MANOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Miguel Paez
Desde: Bogotá, Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================