06 DE FEBRERO
NO ESCUCHAR POR INCREDULIDAD

¿Creéis que puedo hacer esto? MATEO 9:28

A menudo he dicho que escuchar a Dios es esencial para andar con Él. Sin embargo, hay momentos en que pensamos: He estado atento y no logro oír nada de parte del Señor. ¿Por qué no lo oímos? Durante los tres días siguientes consideraremos tres razones comunes por las que esto ocurre.

La primera es: El Señor ha hablado y no podemos creer su respuesta, por lo que pensamos que lo escuchamos mal. Este es un problema de fe. Las deficiencias, las circunstancias adversas y las mentiras plantadas en lo profundo de nuestros corazones nos han convencido de que Dios realmente no se manifestará. No logramos ver cómo responderá a todo aquello que hemos pedido; por tanto, hacemos caso omiso a lo que hemos percibido.

Esto sucedió cuando el pueblo de Israel salió de Egipto y viajó hacia la tierra prometida. Al llegar, descubrieron que los residentes de esa región eran numerosos y muy fuertes. Los israelitas se asustaron tanto por sus enemigos que se rindieron sin siquiera tratar de apoderarse de su herencia (Números 13).

No cometamos la misma equivocación, pues podríamos perder la promesa. No necesitamos saber cómo Dios logrará lo que nos ha prometido. De lo que debemos estar seguros es que Él nunca ha incumplido su palabra. Escuchémoslo y confiemos en lo que nos dice.

Jesús, creo en ti; sé que puedes hacer todo lo que has dicho. Confírmame tu palabra. Amén.

===================
MI VIDA EN TUS MANOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Miguel Paez
Desde: Bogotá, Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================