08 DE FEBRERO
NO ESCUCHAR A CAUSA DEL TIEMPO

Al tiempo de tu buena voluntad; oh Dios, por la abundancia de tu misericordia, por la verdad de tu salvación, escúchame. SALMOS 69:13

Una tercera razón por la que a veces no tenemos respuesta de parte de Dios es que el Padre todavía no ha hablado. En otras palabras, el Señor tiene la disposición de hablarnos, pero es posible que hayamos puesto límites artificiales de tiempo sobre cuándo debe hacerlo; y Él sabe que aún no necesitamos esa información o que nos haría daño.

Esta es quizás la razón más frustrante cuando buscamos la voluntad de Dios. A veces creemos que tenemos tanto la necesidad como el derecho de conocer la información tan pronto como la pedimos. Pero con frecuencia debemos esperar debido a propósitos ocultos a nosotros.

Recuerda que tu Padre celestial siempre está obrando, pero el tiempo en que las situaciones se dan tiene que ver por completo con propósitos divinos. Él orquesta en lo invisible su provisión para nosotros en maneras, lugares y con personas que no podemos imaginar. Por tanto, las demoras que enfrentamos en escucharlo no significan una negación del deseo del Padre de hablarnos respecto a un asunto particular; más bien, son parte integral de su estrategia de disponer todos los detalles y posicionarnos para su plan.

Por lo tanto, anímate. Dios está obrando activamente en favor tuyo. No renuncies a buscarlo. Él conoce el tiempo exacto en que debes escucharlo.

Jesús, confío en ti. Esperaré tu tiempo perfecto con expectativa y esperanza. Amén.

===================
MI VIDA EN TUS MANOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Miguel Paez
Desde: Bogotá, Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================