11 DE MAYO
ENTREGUEMOS LAS RIENDAS

Por tu nombre me guiarás y me encaminarás. SALMOS 31:3

He montado una cantidad de caballos que parecían saber lo que yo deseaba con solo un pequeño movimiento de mi parte. Estaban entrenados, eran obedientes y tenían un espíritu animado. Montarlos era un placer. Por otra parte, he tenido un par de caballos difíciles de controlar. No hacían lo que yo quería, por mucho que lo intentara. Algunos eran obstinados porque no los entrenaron apropiadamente, pero otros eran así porque al domarlos estropearon sus espíritus.

Al pasar tiempo con estas nobles criaturas, a menudo pensaba en los paralelos con el modo en que respondemos a Dios. Cuando somos sensibles y sumisos a las indicaciones divinas estamos llenos de gozo, aunque recorramos terrenos difíciles. Pero cuando somos obstinados y nos resistimos a todo, hasta los senderos más fáciles se vuelven difíciles.

¿Eres sensible hoy a las indicaciones del Señor, o estás luchando contra Él? Dios quiere que te unas en esta gran aventura de vida. Él conoce el mejor camino a seguir y la manera de sortear los obstáculos de tal forma que no estropeen el espíritu. Depende de ti que cada recorrido se convierta en gozo o sufrimiento. Deja que Él tome las riendas.

Jesús, someto a ti las riendas de mi vida. Hazme sensible a tus indicaciones a fin de que pueda obedecerte por completo. Amén.
===================
MI VIDA EN TUS MANOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Miguel Paez
Desde: Bogotá, Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================