15 DE FEBRERO
AMÉMOSLO

Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. MATEO 22:37

Los últimos días hemos conversado sobre cómo aceptar el amor de Dios. Sin embargo, ¿por qué deberíamos corresponderle su amor? Sabemos que amar al Señor es un mandato, pero Él es Dios y no necesita nada que podamos ofrecerle (Hechos 17:25). ¿Por qué es importante entonces que le expresemos amor?

La razón no es tanto para el bien de Dios, sino para el nuestro. Al adorarlo percibimos cuán profundamente nos ama y descubrimos en quiénes está convirtiéndonos. Nos damos cuenta de que debido a que nos creó, Él conoce nuestras limitaciones, motivaciones y debilidades. Dios no se preocupa simplemente por nosotros, sino que de manera activa nos invita a unirnos a Él, dándonos significado, satisfacción, propósito y esperanza. También nos damos cuenta de que todo lo que Dios hace es para nuestro bien.

Por último, al expresarle afecto a nuestro Señor aprendemos a amarlo como Él lo hace, y a dar y recibir amor de la manera más satisfactoria y divina posible.

Entonces, ama a Dios. Aunque no estés seguro de cómo hacerlo, simplemente ten un corazón dispuesto y exprésale cuán maravilloso es y lo agradecido que estás por contar con Él.

Jesús, te amo; ¡mereces muchísimo mi adoración! Enséñame a amarte más cada día. Amén.
===================
MI VIDA EN TUS MANOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Miguel Paez
Desde: Bogotá, Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================