16 DE JUNIO
RECONOZCAMOS AL DADOR

Traed todos los diezmos […] y probadme ahora en esto […] si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. MALAQUÍAS 3:10

Dios solo pide que le obedezcamos y, cuando lo hacemos, gozosamente nos abre las puertas de bendición. Vemos ilustrado este principio cuando el profeta Malaquías le habló a una generación de hebreos que se había alejado del Señor. Ya no le obedecían a Dios ni llevaban sus ofrendas al templo. Como resultado, toda la nación estaba sufriendo. Entonces Malaquías llamó de nuevo al pueblo a ser obediente con este mandato del Señor. Dios únicamente les pide que obedezcan los mandamientos que les da y que le den un décimo de lo que producen, es decir, un diezmo. Él les devuelve una bendición tan grande que ellos no pueden contenerla.

Este principio se aplica también a nosotros. Dios es quien nos da todo lo que tenemos. No nos quita ni hace sentir su autoridad al pedirnos ofrendas. Lo contrario es la verdad. El Señor nos da libremente su poder, sus recursos y su sabiduría, y es cuando lo reconocemos y lo honramos como Dios que generosamente derrama bendiciones desde sus depósitos infinitos en el cielo.

Jesús, sé que todo lo que tengo viene de tu mano. Te comprometo mi diezmo, mis talentos y mi tiempo. Gracias por proveer para mí. Amén.
===================
MI VIDA EN TUS MANOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Miguel Paez
Desde: Bogotá, Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================