22 DE JUNIO
MINISTRO DE CONSOLACIÓN

Dios nos consuela en todos nuestros sufrimientos para que también nosotros podamos consolar a quienes sufren. 2 CORINTIOS 1:4, PDT

Hemos escuchado en varias ocasiones que Dios hace que todas las circunstancias de nuestra vida obren para bien y para su gloria. Sin embargo, ¿lo creemos de veras?
A veces es difícil. Si una prueba es bastante inesperada o dolorosa, puede hacernos cuestionar por qué Dios permitió que la experimentemos.

La única manera de tratar en forma positiva y proactiva con el sufrimiento es verlo a través de los ojos de Dios. Por tanto, pidámosle que nos ayude a ver nuestras circunstancias desde su punto de vista. No todo estará completamente claro, pero tendremos confianza en que el Salvador que nos redimió completará la obra que está haciendo en nosotros.

Recordemos siempre que somos hijos amados del Dios vivo. Si la tristeza toca nuestra puerta, el Señor sabe todo al respecto y cuenta las lágrimas que derramamos (Salmos 56:8). Pero Él también es suficientemente fuerte para eliminar nuestro dolor y soledad, y hacer que de eso brote algo que valga la pena. Usará la adversidad que has experimentado para ayudarte a extenderte a otros que han estado heridos y en angustia. Él quitará el dolor y la tragedia y los usará para moldearte en un sabio y preocupado ministro de consolación divina.

Jesús, gracias por obrar a través de mi dolor para convertirme en un ministro de tu gracia. Amén.
===================
MI VIDA EN TUS MANOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Miguel Paez
Desde: Bogotá, Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================