26 DE MARZO
CUANDO FALLAMOS

Si fuéremos infieles, él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo. 2 TIMOTEO 2:13

Cuando a Jesús lo arrestaron y llevaron a juicio, Pedro negó tres veces que lo conocía (Mateo 26:69–75). Este fue sin duda un punto muy bajo en la vida del discípulo.

Sin embargo, si somos sinceros, podemos identificarnos con Pedro en sentir temor y confusión tan intensos que dudamos de Dios, renunciando incluso a lo que sabemos sobre su carácter amoroso, su sabiduría insondable y su poder de resurrección que puede corregirlo todo.

Ciertamente, Pedro sintió que su fe fallaba de manera tan profunda como usted y yo podríamos llegar a sentir. Pero lo que debemos ver es que Jesús no rechazó al discípulo, y tampoco nos rechaza a nosotros. Aunque Dios no desea que cedamos a la tentación, sabe que no somos perfectos y que habrá ocasiones en que tropezaremos. Pero Él no quiere que nuestros fracasos nos definan. Más bien su aspiración es que nos enfoquemos en Él.

Una de las primeras cosas que Jesús hizo después de la resurrección fue reasegurarle a Pedro el amor y propósito eternos que le tenía. El plan de Dios para su vida no había cambiado, y tampoco ha cambiado el plan para nosotros. Seguimos siendo beneficiarios de su gracia y amor eternos. De modo que si hemos fallado, no nos rindamos ni nos desanimemos. Jesús nunca renunciará a nosotros. Permitámosle que nos restaure.

Jesús, gracias por no renunciar a mí. Restáurame y ayúdame a andar en tu voluntad. Amén.
===================
MI VIDA EN TUS MANOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Miguel Paez
Desde: Bogotá, Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================