27 DE MARZO
RECONCILIADOS

Ahora que somos amigos de Dios, él nos va a salvar por medio de la vida de Cristo. ROMANOS 5:10, PDT

El plan inicial de Dios para nosotros era de comunión íntima, amorosa e ininterrumpida. Pero cuando Adán y Eva decidieron comer del árbol prohibido, por primera vez en su existencia supieron lo que significaba pecar. Se sintieron espiritual y físicamente desprotegidos e indignos de la presencia del Padre. Sintieron lo mismo que ha sentido todo ser humano después de ellos, e hicieron lo que cada individuo ha intentado hacer en algún momento: esconderse de Dios.

No obstante, el Señor actuó con misericordia hacia Adán y Eva, haciéndoles túnicas de piel de animal para cubrir su desnudez (Génesis 3:21), y al hacerles esa vestimenta derramó sangre, presagiando el sacrificio que sería necesario para restaurar la comunión que el pecado había destruido, la muerte de Jesús en la cruz (Romanos 5:12–17).

Dios les dio a Adán y Eva un recordatorio perpetuo, una señal tan cercana para ellos como sus propias pieles, de que incluso en su salida del huerto del Edén y entrada a un mundo caído, el Señor los amó y les diseñó una vida abundante. Y eso es lo que Jesús nos ha dado; debido a que nos ama, nos ha otorgado vida eterna y ha restaurado nuestra comunión con el Padre. Por tanto, deja de huir de Él. Ama a tu Dios.

Jesús, ¡gracias por amarme tanto! Ayúdame a conocerte y amarte más. Amén.
===================
MI VIDA EN TUS MANOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Miguel Paez
Desde: Bogotá, Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================