29 DE JUNIO
PREPARADOS PARA LA PROMESA

Tú eres el Dios de mi salvación; en ti he esperado todo el día. SALMOS 25:5

Tal vez en algún momento nos hemos preguntado: Si Dios es todopoderoso y omnisapiente, y si me ama de modo incondicional, ¿por qué no satisface mis necesidades?
¿Por qué hay enormes vacíos no solo en mi vida, sino en mi corazón?

Tengamos la seguridad de que el Señor está comprometido de veras a satisfacer todas nuestras necesidades (Filipenses 4:19). Dios prometió que lo haría. Desde luego, el valor de cualquier compromiso se basa en dos aspectos: primero, la capacidad de quien promete para cumplir su palabra, y segundo, su integridad, el carácter de esa persona para cumplir lo prometido. Sabemos que el Señor ciertamente califica en ambos aspectos. Tiene la sabiduría, la capacidad y el poder necesarios para cumplir sus promesas. Dios también es santo y confiable, siempre ha cumplido lo que promete.

¿Por qué entonces la demora? A veces el retraso es culpa nuestra. Las únicas veces en las Escrituras en que el Señor ha retenido su provisión ha sido cuando sus promesas fueron condicionales, y el comportamiento de la humanidad ha sido un factor que interfiere. Por tanto, Él puede estar obrando en tu capacidad para recibir lo que necesitas o quizás no sea aún el tiempo correcto. Pero sigue esperando. No renuncies a Dios. Continúa buscándolo y confiando en que El proveerá a su debido tiempo.

Jesús, no comprendo esta necesidad persistente, pero te la confiaré. Amén.

===================
MI VIDA EN TUS MANOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Miguel Paez
Desde: Bogotá, Colombia
===================
|| www.drministries.org ||
===================