10 DE ENERO
UN CORAZÓN COMPASIVO
“Así dice el Señor Todopoderoso: Juzguen con verdadera justicia; muestren amor y compasión los unos por los otros”. Zacarías 7:9 (NVI)
¡La verdadera compasión es poner tu cuidando en acción! Es mucho más que simpatía o preocupación. Sentir pena por alguien cuando lo ves sufrir es una cosa, pero hacer algo al respecto es compasión.
Cuando Jesús estuvo aquí en la tierra, Su corazón estaba lleno de compasión. Se acercó a todos los que estaban sufriendo. No se cruzó con un mendigo en la calle y dijo: “Oh, eso es triste”. ¡No, en absoluto! ¡Él hizo algo al respecto! A veces es tan simple como solo estar allí y hacerle saber a alguien que te importa: con una simple sonrisa o una palabra de aliento. Otras veces puede ser donar a una buena causa o dar una ofrenda a un proyecto misionero.
Ayudar a los demás no siempre significa en forma financiera, aunque a menudo eso es lo primero en lo que la gente parece pensar. Por eso es importante orar y pedir la guía y dirección del Espíritu Santo para saber cómo responder. ¡Pídele a Dios que ponga compasión en tu corazón por los demás, y pídele que te guíe y dirija cómo debes mostrarla! Abre los ojos y mira a tu alrededor, y verás un mundo lleno de gente herida. Pregúntate: “¿Qué puedo hacer para ayudar a que la vida de alguien sea un poco mejor?”
===================
MOMENTOS CON DIOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Catalina Ruiz
Desde: Buenos Aires, Argentina
===================
|| www.drministries.org ||
===================