12 DE JUNIO
DIOS NUNCA PROMETIÓ
Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia. Por eso, no temeremos aunque se desmorone la tierra y las montañas se hundan en el fondo del mar. Salmo 46:1-2 (NVI)

El amor de Dios por nosotros quedó probado más allá de toda duda cuando entregó a su único Hijo, Jesús, para morir en una cruz y que pudiéramos tener vida eterna. Por eso, en cada situación, podemos poner nuestra fe y confianza en la sabiduría y bondad de nuestro Padre celestial. Cuando enfrentamos problemas y angustias, no debemos entrar en pánico, porque estamos en la seguridad de los brazos de Dios, ¡y no hay lugar más seguro para estar!

La mayoría de nosotros hemos experimentado pruebas, angustia y dolor. ¡Podríamos estar teniendo un día normal y pacífico y una llamada telefónica devastadora podría poner nuestro mundo patas arriba en un instante! Independientemente de estos eventos inesperados y no planeados en nuestras vidas, tenemos la seguridad del amor inagotable de Dios. No importa cuán sombrías sean nuestras circunstancias, ¡nunca debemos perder de vista el hecho de que Jesús nos ama con un amor eterno y perfecto!

Dios nunca nos prometió una vida sin dolor aquí en la tierra, pero Él ha prometido que nunca pasaremos por nuestras pruebas solos. ¡Él siempre estará allí, apoyándonos, consolándonos, guiándonos y amándonos, en cada paso del camino!
===================
MOMENTOS CON DIOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Catalina Ruiz
Desde: Buenos Aires, Argentina
===================
|| www.drministries.org ||
===================