22 DE SEPTIEMBRE
ODIANDO NUESTROS PROPIOS PECADOS

El Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza. Más bien, él tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca, sino que todos se arrepientan. 2 Pedro 3:9 (NVI)

Para ser verdaderamente como Cristo ¡Debemos amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos! No hay lugar para una “actitud mejor que tú” en la vida de un cristiano. ¡Debemos aprender a odiar el pecado en nuestras propias vidas—más que odiar los pecados de los demás! Esto puede ser una gran lucha, pero cuando lo hagamos, tendremos más amor por nuestro prójimo. Seremos menos críticos, menos juzgadores y más pacientes con todas las personas que conozcamos. En pocas palabras, ¡seremos más como Jesús!
¡Los estudios han demostrado que las personas que se apresuran a encontrar fallas en los demás, por lo general están luchando con el mismo pecado en sus propias vidas! ¡La Biblia nos dice en Romanos 3:23 que todos somos pecadores y estamos destituidos de la gloria de Dios! En lugar de señalar con el dedo a los demás, pidamos a Dios que señale el pecado en nuestras propias vidas y luego pidámosle que nos perdone y nos dé la fuerza y el poder para vencerlo. ¡Luego ora y pide a Dios un amor más profundo por nuestros amigos y vecinos y la fuerza para ayudarlos a no condenarlos! ¡Dios está dispuesto y listo para reemplazar el juicio en nuestros corazones… con Su amor interminable, paciente y apasionado!

===================
MOMENTOS CON DIOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Catalina Ruiz
Desde: Buenos Aires, Argentina
===================
|| www.drministries.org ||
===================