24 DE NOVIEMBRE
EL HORARIO DE DIOS
Bueno es el Señor con quienes esperan en él, con todos los que lo buscan. Bueno es esperar calladamente la salvación del Señor. Lamentaciones 3:25 -26 (NVI)

En este mundo acelerado en el que vivimos, parece que estamos en un estado constante de impaciencia. ¡Somos parte de la generación que lo quiere todo! Hacemos sonar nuestras bocinas en el tráfico si el automóvil que está frente a nosotros no pisa el acelerador en el momento en que la luz cambia a verde. Si la fila para pagar es demasiado larga, salimos de la tienda sin los artículos de la lista de compras, y si el médico tarda demasiado antes de que llame nuestro nombre, ¡reprogramamos la cita!
Nuestra impaciencia se traslada también a nuestra vida de oración, culpando a Dios por nuestras circunstancias actuales. Olvidamos que la vida se mueve según el horario de Dios, no el nuestro. Él conoce el final desde el principio y tiene nuestros mejores intereses en el corazón. ¡Sólo Él sabe exactamente lo que necesitamos y cuándo lo necesitamos! En lugar de estresarte por la vida, ¡aprende a confiar en Dios y en Su tiempo perfecto! Si pudiéramos ver el futuro, aprenderíamos que seguir el plan de Dios es el mejor plan, ¡y realmente no lo querríamos de otra manera! 
===================
MOMENTOS CON DIOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Catalina Ruiz
Desde: Buenos Aires, Argentina
===================
|| www.drministries.org ||
===================