En esta lección veremos que la vida cristiana, en sí, es un crisol donde somos perfeccionados cada día. Y si bien es cierto que Cristo está a nuestro lado siempre, en este proceso de perfeccionamiento, es necesario también la participación humana.

===================
|| www.drministries.org ||
===================