Que esto no te impida ver más allá

Es una realidad que estamos viviendo tiempos difíciles, no podemos desmayar ante la realidad. Debemos estar seguros en la bondad y favor de nuestro Dios. No debemos inquietar nos, en Dios reposa y descansa nuestra alma. De Él viene la esperanza.
Acerquémonos a Dios y a su debido tiempo; veremos la respuesta de parte de Dios.
Salmos 27: 13-14.
“Aislados, si. Desconectados, no”.