08 DE MARZO
SALMO 24:1-10
«De Jehová es la tierra y su plenitud; el mundo, y los que en él habitan». (SAL. 24:1).

Durante los primeros catorce años de mi vida, viví tan cerca del mar que podía verlo desde mi casa. Íbamos cada semana a la playa a bañarnos, jugar fútbol y comprar pescado cuando los pescadores regresaban de su pesca. A veces el agua estaba tan clara, limpia y tranquila que parecía un espejo, hasta podíamos ver bien los peces que nadaban en la profundidad del mar. La belleza y variedad de lo que vemos y apreciamos en el mar es maravillosa cuando reconocemos que todo fue creado con el propósito de Dios.

El mar ha sido un lugar de recuerdos agradables. Desde que recibí al Señor como mi Salvador eterno se ha convertido en uno de mis lugares favoritos para meditar y recordar las maravillas de nuestro Creador. Es admirable ver cómo esa plenitud de mar se mantiene dentro de sus límites.

¿Cuándo fue la última vez que llevaste a tu familia a disfrutar una montaña, lago, desierto, río, o mar? Cada uno de estos lugares muestra la maravillosa creación de Dios y refleja Su gloria. La Palabra de Dios declara en Colosenses 1:16: «Porque en Él fueron creadas todas las cosas».

En el pasaje del Salmo 24 vemos cómo el Señor lo ha creado todo con propósito y se lo reconoce como el Rey de gloria, identificándose también como el fuerte y valiente, el poderoso en batalla.

Gracias Señor, por darnos la vida, guíanos a ser el reflejo fiel de tu gloria y de tu reino
eterno.

===================
SALMOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Joyce Vejar
Desde: Arizona, USA
===================
|| www.drministries.org ||
===================