22 DE MAYO
SALMO 46
«Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia. Por eso, no temeremos…» (SAL. 46:1-2).

Dios es nuestro amparo y fortaleza. No nuestros ejércitos o nuestras fortalezas. Israel se gloriaba en Jehová, el único Dios vivo y verdadero. Los otros se jactaban de sus castillos inexpugnables, colocados en peñascos inaccesibles y reforzados con puertas de hierro, pero Dios es un refugio mucho mejor de la tribulación que todos estos; y cuando llega el momento de llevar la guerra a los territorios enemigos, el Señor pone a Su pueblo en mejores condiciones que todo el valor de las legiones o la fuerza de los carros y los caballos.

No olvidemos el hecho de que Dios es nuestro refugio tanto ahora mismo, en este presente momento, como lo era cuando David escribió estas palabras. Dios solo es nuestro todo. Todos los demás refugios son refugios de mentiras; toda otra fuerza es debilidad, porque el poder pertenece a Dios; pero como Dios es suficiente en todo, nuestra defensa y poder están a la altura de todas las situaciones apuradas.

¡Con Dios a nuestro lado sería irracional temer! Allí donde está Él hay todo el poder y todo el amor; ¿por qué, pues, hemos de temblar?
===================
SALMOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Joyce Vejar
Desde: Arizona, USA
===================
|| www.drministries.org ||
===================